PARTIDOS,         SINDICATOS      Y             ORGANIZACIONES         CIUDADANAS   EN          LA PROVINCIA DE ALICANTE DURANTE LA TRANSICIÓN (1974-1982)

Francisco Moreno Sáez


CONFEDERACIÓN NACIONAL DEL TRABAJO (CNT)


Desarticulado el anarcosindicalismo cenetista en la década de los cuarenta, se produjo más adelante la aparición de los llamados "cinco puntistas", un grupo de antiguos militantes de la CNT que llegó a un acuerdo con la CNS verticalista en torno a cinco puntos, mientras desde el exilio confederal se denunciaba esta "traición innoble": entre los que participaron en esos contactos, que tuvieron gran repercusión en Valencia, pero no en Alicante, habría que citar a Juan López, que había sido ministro durante la guerra civil, y a Enrique Marco Nadal. Hubo entonces un "cierto apagamiento temporal de las actividades organizativas, las cuales, no obstante, nunca se interrumpieron del todo" y se reavivaron a partir de los años setenta1.

La reconstrucción de la CNT

En Alicante, a finales de los años sesenta, volvieron a aparecer algunas pintadas con las siglas CNT en las paredes de Alicante y en 1973 un grupo de jóvenes trabajadores libertarios, tras entablar algunos contactos con Madrid y con el exilio, intentaron reagrupar a los compañeros que pudieran existir en Alicante y su provincia, así como contactar con la Regional de Valencia, que contaba con algunos sindicatos en funcionamiento. En los informes de la policía y de la Guardia Civil que el Gobierno Civil enviaba a Madrid se suele hablar de algunos “contactos entre elementos de CNT-

1             1910-1985. 75 aniversario de la CNT. Prefigurando futuro.

FAI, con intercambio de impresiones”2 aunque no sabemos si con ello se referían a grupos de oposición o a quienes, procedentes de la CNT, habían acabado por integrarse en el Sindicato Vertical: así, asegura la policía, en enero de 1974, que militantes de la CNT habían censurado el asesinato de Carrero Blanco y calificado a sus autores de “asesinos irresponsables”3.

En febrero de 1974, la policía informaba de la “aparente buena disposición” de los obreros “procedentes del antiguo sector CNT” para seguir colaborando con la Organización Sindical 4, pero al mismo tiempo testimoniaba la aparición de propaganda anarcosindicalista. En abril de ese año, cuando se produjo una importante huelga en el sector textil, protagonizada por CCOO, la policía informaba al Gobierno Civil de que “el sector cenetista alcoyano” estaba en contra “por entender que debieron haberse agotado todos los cauces legales para resolver las diferencias antes”, argumento que correspondía más a los burócratas del Sindicato Vertical que a quien tuviese ideas libertarias5. A esos mismos grupos se refería, probablemente, la policía cuando informaba de que “elementos de la CNT” consideraban que la apertura habría de ser aprovechada en el terreno sindical, pero no en el político, porque “no se aceptará constituirse como asociación dentro del Movimiento”6. Sin embargo, los tan citados “elementos controlados cenetistas” estaban pendientes de la Conferencia libertaria que se iba a celebrar en agosto, en Narbona (Francia) para buscar la unidad entre los confederales del interior y del exilio, cosa que no se consiguió, por lo que creció el desacuerdo entre los libertarios del interior y los del exilio7.

A lo largo de 1974, los jóvenes libertarios alicantinos arriba citados repartían octavillas, ayudaban a los presos libertarios, actuaban en sus centros de trabajo e impartían cursos de formación sindical: eran, entre otros, Marisol Moreno, Antonio Martínez, José Valenzuela Jurado, Domingo Martín Nieto y María Luisa Salazar González, que pronto tomaron contacto con antiguos libertarios regresados del exilio o que habían sufrido la represión de la postguerra, como Álvaro Ponce de León, José Sánchez, García o Conrado Lizcano. Por esas fechas, se tomó contacto con el grupo "Solidaridad" de Valencia, federado a otros que, con el mismo nombre, funcionaban en

2             GC, Télex a Madrid, 30-XII-1973.
3             GC, Télex a Madrid, 6-I-1974.
4             Cosa  que  se  reitera  en  abril:  elementos  controlados  de  la  CNT  “persisten  en  su  criterio  de introducirse   y   mantenerse   mediante   una   ordenada   y   desinteresada   colaboración   en   las Organizaciones Sindicales” (GC, Télex a Madrid, 12-IV-1974).
5             GC, Télex a Madrid, 17-IV-1974.
6             GC, Télex a Madrid, 24-VI-1974.

Madrid y Barcelona, para ir preparando la reconstrucción de la CNT, en la que también colaboraban la revista Sindicalismo (Madrid) y compañeros del exilio de París y Perpiñan. Se decidió crear el grupo "Amanecer", que ya en abril de 1975 editó el primer número de una revista con el mismo nombre. A principios de 1975 se había establecido también contacto con un grupo libertario de Orihuela y, a través de la CNT valenciana, con la Federación local de Villena.

A mediados de 1975 quedaron rotas las relaciones con el grupo de "Solidaridad" de Valencia, debido a sus reticencias a integrarse en la CNT -cosa que pronto harían los grupos del mismo nombre de Madrid y Barcelona-. Y se acordó que, a partir de julio de 1975, la revista Amanecer pasase a ser portavoz de la Confederación Regional del País Valenciano, cuando ya se había constituido en Alicante la Federación local de Sindicatos Únicos (CNT-AIT) 8. En su número 2, publicado en junio de 1975, Amanecer recogía una "Declaración del Movimiento Libertario portugués", arremetía contra la democracia burguesa y la política -"acudir a las urnas representa una colaboración de clases”-, predicaba la acción directa y la no colaboración con la legalidad vigente -pues eso supondría "apuntalar al fascismo”- y se mostraba confiada en una pronta caída del régimen franquista, para la cual habría que prepararse, de modo que no ocurriese lo mismo que en Portugal, donde el derrocamiento de la dictadura había dado lugar a una democracia burguesa9. En el editorial del tercer número de Amanecer (Agosto 1975) - que se subtitulaba, significativamente, portavoz de la "Confederación Regional dels Països Catalans. País Valencià", haciendo expresa profesión de fe nacionalista- se hacía historia de los intentos de reorganización del movimiento libertario, desde 1968: en 1972, algunos grupos autónomos, vinculados al exilio, pasaron a denominarse CNT y, al mismo tiempo, se abrió paso la idea de reconstruir el sindicato libertario, idea a la que se incorporó a mediados de 1975 el grupo "Amanecer", con la esperanza de que pronto en un Congreso se uniesen quienes constituían la CNT y quienes estaban por su "reconstrucción"10.

Por otro lado, y según la policía, en el verano de 1975 se difundieron en Alicante algunas hojas clandestinas “de corte anarquista”, con el título de “La represión, arma de todo estado”. Asimismo, tuvo noticia la policía de una reunión celebrada en julio


7             Informe de la policía, en GC, Télex a Madrid, 8-VII, 19 y 24-IX-1974.
8             Informe por escrito de Álvaro Ponce de León y otros militantes de la CNT de Alicante. 1994.
9             Amanecer. Nº 2. Junio 1975. Por la reconstrucción de la CNT. País Valencià.
10           “Editorial”, en Amanecer. Nº 3. Agosto 1975. CNT. C.R. dels Països Catalans. País Valencià.

entre “antiguos miembros de la CNT de Alcoy y Alicante” para “cambiar impresiones”11. La CNT, como era habitual, se negó a participar en las elecciones sindicales convocadas en el verano de 1975 y lanzó propaganda para dar a conocer su postura 12. Y en septiembre de 1975 aparecieron en algunos barrios de Alicante unos panfletos firmados por “Trabajadores Libertarios” y titulados “¡No a la pena de muerte!”, en los que se explicaba que, en definitiva, el endurecimiento de la actitud del Estado era consecuencia del progresivo aumento de conciencia de la clase obrera13. De otro lado, la policía también constataba una reactivación de la actividad libertaria, a finales de septiembre, como consecuencia de la cooperación en los “grupos de prensa confederal y libertaria” de viejos cenetistas y jóvenes “sin antecedentes”14.

Primeros Plenos estatales y regionales

En octubre de 1975 se celebró en Madrid el que sería último Pleno Nacional de Regionales anterior al relanzamiento de la CNT: asistieron por la Regional de Levante Carlos Martínez y Juan Ramón Ferrer, ambos de Valencia, y José Valenzuela, por Alicante15. En el Pleno se acordó "abrir las puertas del MLE en general y de la CNT en particular, a todos los compañeros marginados que en ningún momento hayan renunciado a su pasado ni renegado de nuestras Ideas y que su conducta haya sido la de defender y engrandecer a nuestras organizaciones y sus Principios, sin doblez ni intenciones inconfesables"16. Poco después, a finales de diciembre, se celebraba en Alicante un Pleno Regional, al que asistieron representantes de las Federaciones locales de Alicante, Orihuela, Valencia, Villena y la comarcal de la Plana de Castellón y algunos compañeros de localidades donde todavía no existía una estructura organizada. El Pleno tomó diversos acuerdos "conducentes a la reestructuración de la Confederación Regional del País Valenciano", denominación que sustituía a la anterior "Confederación Regional de Levante": se decidió mantener Amanecer como portavoz mensual, añadir a las siglas CNT las de la AIT, porque su resurgimiento era una "necesidad de toda organización internacionalista", celebrar una conferencia regional teórica  y  elegir  un  Comité  Regional  más  representativo.  Otros  acuerdos  fueron

11           GC, Télex a Madrid. 23-VII-1975.
12           GC, Télex a Madrid, 14 y 16-VI-1975. En Amanecer, nº 3, se recoge una hoja que en Valencia se proyectó sacar ante la convocatoria de elecciones sindicales, firmada por UGT y CNT.
13           GC, Télex a Madrid, 16-IX-1975.
14           GC, Télex a Madrid, 25-IX-1975.
15           Informe, ya citado. 1994.

mantener el boicot a la CNS - la CNT no había participado, lógicamente, en las elecciones sindicales celebradas poco antes-, intentar formar sindicatos de ramo y trasladar de Villena a Valencia la sede del Comité Regional17.

La muerte de Franco, en opinión de la CNT, abría una lucha entre los "ultras" del régimen y "la nueva y agresiva burguesía española, que intenta a toda costa homologarse con el resto de Europa" y con la que, de hecho y en su opinión, trataba de colaborar la propia Junta Democrática: frente a ello, la CNT tenía que resolver sus problemas internos, que eran muchos, y constituir una organización unida que no jugase un papel de comparsa en la futura democracia18. Según un informe de la policía al Gobierno Civil, de enero de 1976, en Alcoy se consideraba que el alicantino José Sánchez Pérez era la persona adecuada para representar a la CNT en el País Valenciano19.

En febrero de 1976 se celebró un Pleno Nacional de Regionales, al que asistió una representación del País Valenciano, que informó -como el resto de delegados- de la situación de la CNT en su región: aseguró representar a las Federaciones Locales de Valencia, Alicante, Orihuela, Villena, Cheste y la comarcal de la Plana de Castellón y dio cuenta de que se estaban organizando algunos sindicatos en Valencia. En el Pleno se discutió el papel del exilio, los problemas internos -con grupos como los "cincopuntistas", contra cuyas maniobras se elaboró un manifiesto, o "Solidaridad"-, la necesidad de una definición ideológica basada en la acción directa y el antiparlamentarismo. Finalmente se acordó convocar una Conferencia de Regionales, en abril, para tratar temas como la postura en relación con otros sindicatos, la situación política y económica del país, y la definición de diversos conceptos, como federalismo, autogestión y acción directa20.

Mientras tanto, los libertarios llevaban a cabo una intensa propaganda clandestina, como la siembra en Alicante de un panfleto titulado “Anarcosindicalismo”, que suscribía la “Federación local d’Alacant de la CNT-AIT”,  mantenían conversaciones y contactos con otras centrales sindicales, en especial con la UGT -con la que ya en el pasado se había formado una Alianza Sindical Obrera y con la que se



16           Acta del Pleno Nacional de Regionales. Punto 4. “Relaciones del C.N. con el S.I. (organización del exilio) y el problema de los marginados no traidores”.
17           Amanecer, nº 4. Noviembre-diciembre 1975. 18 "España, futuro y CNT", en Amanecer, nº 4. 19 GC, Télex a Madrid, 12-I-1976.
20           Acta del Pleno Nacional de Regionales. 22-II-1976.

coincidía en la postura de boicot total al Sindicato Vertical21- y, en menor medida, con USO y CCOO: con ésta última había muchos recelos, por los enfrentamientos entre anarquistas y comunistas habidos durante la guerra civil y el exilio, y por la pretensión de CCOO de constituir una central sindical única, contra la que se manifestaba la CNT22. En abril de 1976 se reunieron en Alicante los comités locales y provinciales de UGT y CNT para ir limando diferencias y, ante el Primero de Mayo, se llegó a firmar un manifiesto conjunto de CNT, USO, UGT y CCOO, protestando de la prohibición de la manifestación23: poco después, en una nueva reunión, celebrada también en Alicante, se posicionaron todos los sindicatos contra el Congreso que pretendía organizar la Organización Sindical y se pronunciaron por la ruptura sindical24.

Crecimiento de la organización

Por otro lado, se fueron constituyendo, a lo largo de todo el año 1976, Federaciones locales en otros lugares, como Elche -donde la CNT formó parte, en un primer momento, de la Taula25-, Elda, Alcoy, Petrer, Altea, Denia, Villajoyosa y Aspe, aunque algunas de ellas no se presentarían públicamente hasta 197726. Por su parte, la policía informaba al Gobierno Civil de que había tenido noticias confidenciales según las cuales la CNT estaba enviando desde Francia un “Esbozo de un plan de acción” para reorganizarse en España...27.

En abril se convocó el Pleno Regional del País Valenciano, que se llevó a cabo "en algún lugar del País" el 9 de mayo, con asistencia de Valencia, Castellón, Alicante y Cheste. Se acordó en él potenciar la alianza obrera -concebida "no como una alianza sindical, sino como una alianza revolucionaria de los trabajadores al margen de los partidos políticos"-, denunciar la ineficacia del sindicato vertical y exigir la libertad sindical. Asimismo, se reafirmó que "la CNT es anarcosindicalista, revolucionaria y extraparlamentaria. Su método de lucha es la acción directa y su forma orgánica el federalismo obrero. Su fin, el comunismo libertario". El Comité Regional se encontraba en Valencia y su papel era la "coordinación y relación con las Federaciones locales,


21           Información, 11-IV-1976.
22           Como ejemplo, puede verse un artículo de Conrado Lizcano en La Verdad, 30-III-1976.
23           Información y La Verdad, 4-V-1976.
24           Información y La Verdad, 19-V-1976.
25           La Verdad, 24-IV-1976, e Información, 20-V-1976.
26       Información, 29-IX-1976, La Verdad, 29-IX y 12-X-1976, Ciudad, 30-IX-1976. Informe colectivo ya citado.
27           GC, Télex a Madrid, 1-IV-1976.

convocatoria de Plenos, redacción de los comunicados que se envíen a la prensa, e informe de las actividades de los sindicatos a los Plenos Regionales”28.

Días después se celebraba en Alicante el Pleno Provincial de la CNT, con representación de ocho Federaciones Locales -entre las que sobresalían, por número de afiliados, las de Alicante, Alcoy, Elche, Orihuela y Villena-. El Pleno se pronunció por la ruptura sindical y la alianza obrera y, aunque no pudo tratar, por falta de tiempo, el tema del parlamentarismo, se acordó que la CNT se retirase de la Taula d'Elx, en consecuencia con su filosofía tradicional29.

El 25 de junio de 1976 se celebró en Madrid el I Pleno Nacional, al que acudieron "compañeros de Valencia en representación de la Regional". Se acordó volver a editar CNT y una revista diferente a Sindicalismo, crear un carnet y una cotización de 120 ptas. anuales, insistir en la exigencia de desmantelamiento de la OS y en la ruptura sindical, trabajar por la unidad con UGT -luchando al mismo tiempo contra la hegemonía de CCOO-, elegir secretario nacional a Juan Gómez Casas, y delegar en la Federación madrileña para que nombrase un Comité Nacional30.

Al mes siguiente se constituyó en Alicante la Alianza Obrera, que componían la CNT, USO, UGT, Obreros Cristianos y Trabajadores Independientes Autogestionarios, que poco después hacía una fuerte crítica al Instituto Nacional de Previsión en relación a la asistencia sanitaria31. Además, en Alcoy aparecieron unos mil doscientos ejemplares de propaganda de la CNT alusiva a su reorganización32. Mientras tanto, el ministro Enrique de la Mata se estaba reuniendo con algunas centrales sindicales, pero la CNT se negó a asistir a ese tipo de reuniones, emitiendo un comunicado en que se explicaban las razones para esa actitud: no había que imitar las conversaciones gobierno-oposición y, además, no se le concedía la menor representatividad al Ministerio de Relaciones Laborales. Al mismo tiempo, se ponían, una vez más, de manifiesto los principios programáticos de la CNT, su opción anarcosindicalista, con una  alternativa  de  transformación  social  autogestionaria33.  Seguía  aumentando  la

28           Acta del Pleno Regional del 9-V-1976, Información, 13-V-1976, y La Verdad, 16-V-1976.
29           Información, 20-V-1976.
30Juan Gómez Casas, Relanzamiento de la CNT. 1975-1979. Madrid. 1984.
31           La Verdad, 10-VII y 8-VIII-1976, e Información, 8-VIII-1976.
32           GC, Télex a Madrid, 14-VII-1976. Días después informa la policía de la aparición de un panfleto de la CNT titulado “¡Basta!”, que atribuye al exilio (GC, Télex a Madrid, 29-VII-1976).
33           Información, 2-IX-1976.

militancia en toda España, muy heterogénea, y se iba produciendo ya un choque generacional entre los militantes más veteranos y los jóvenes que se incorporaban34:.

El tema de los presos políticos era también muy tratado en esos momentos: la prensa ya había denunciado la situación de Fernando Carballo, que había pasado veinticinco años en la cárcel y que, en marzo, era el único preso político que quedaba en la cárcel de Alicante35. En el verano, se produjo la liberación del cenetista de Novelda Floreal Rodriguez de la Paz, que llevaba ocho años preso por propaganda ilegal, así como la del alcoyano Emilio Priego García, condenado por depósito de armas y como presunto anarquista por el TOP, pero la amnistía no afectó a Carballo, cuya situación era cada vez más escandalosa: hasta The Times se ocupó, en agosto de 1976, de su caso36. En enero de 1977 se produjo su liberación, tras haber realizado la CNT una campaña en su favor, que también fue apoyada por el Club de Amigos de la UNESCO37.

En septiembre de 1976 la policía informa al Gobierno Civil de la difusión en Orihuela de la revista cenetista titulada El Alacrán, mientras lanzaba su primer comunicado la Federación local de la CNT de Alcoy, reorganizada el 26 de junio y que se proponía seguir defendiendo el federalismo, la autogestión, la acción directa "sin violencias  ni  imposiciones",  la  ruptura  con  el  sindicalismo  vertical,  la  libertad  de sindicación y la unidad de acción obrera38. Aparecían también panfletos informativos bajo el título de “¿Qué es la Confederación nacional del Trabajo?”. Por otra parte, en octubre se constituyó la CNT en Elda-Petrer, tras los trabajos de Renacer Rodríguez, Agustín García y Eutropio Sánchez, que recordaron en la prensa la persecución sufrida por la organización libertaria, manifestaron que pensaban integrarse en la Asamblea Democrática de Elda-Petrel y se definieron ideológicamente: "Somos un sindicato de clase que aspira a la emancipación total e integral de los trabajadores. No aspiramos a


34           Como lo testimonia, incluso, la propia policía, que informa al Gobierno Civil del malestar existente entre viejos cenetistas alcoyanos, que acusaban a los jóvenes de estar “carentes del espíritu tradicional de dicha agrupación sindical” (GC, Télex a Madrid, 15-VIII-1976). Para la policía, esa lucha generacional se debía a la infiltración del PCE (GC, Télex a Madrid, 19-IX-1976: “podría tratarse de elementos PCE infiltrados que intentan romper la cohesión de la CNT”). En su libro, Gómez Casas analiza las distintas tendencias y grupos existentes, en torno al mayoritario bloque anarcosindicalista.
35           La Verdad, 2-III-1976.
36           La Verdad, 2, 7, 15, 22 y 24-VIII-1976, e Información, 17 y 22-VIII-1976. En una entrevista que se le hizo a su liberación, Floreal Rodríguez tuvo un recuerdo para los  demás presos y expresó su confianza en la recuperación de la CNT (La Verdad, 29-VIII-1976).
37           Entrevistas con Carballo en La Verdad, 15-I-1977, Fragua Social, nº 5, I-1977, e Interviu, nº 36, 20-26-
I-1977). Según Información , 15-I-1977, también había intervenido en favor de Carballo el político alicantino Francisco Zaragoza.
38           La Verdad, 1 y 29-IX-1976, Ciudad, 30-IX-1976.

crear nuevas fórmulas de poder, puesto que todo ello implica coartar la libertad individual de las personas. Nuestra base ideológica es la autogestión”39. En cuanto a la organización de Alicante, tuvo que desmentir enérgicamente los rumores según los cuales la CNT daría su "apoyo externo" a una supuesta unión de centro izquierda que propiciaba García López40 y replicó duramente a unas declaraciones de Francisco Zaragoza que había definido a la CNT como un antídoto contra el comunismo41. En el ámbito estatal, se estaba intentando la organización de algunas Federaciones de Industria -en Banca, Construcción, Enseñanza y Artes Gráficas- y se preparaban una serie de actos para el relanzamiento de la CNT.

Actitud de la CNT ante la jornada de lucha de noviembre de 1976 y el referéndum sobre la Ley de Reforma Política

Desde octubre de 1976 comenzaron a aparecer con regularidad notas de prensa de la CNT en distintas localidades: en Alicante, la asamblea local había decidido no asistir a ningún mitin o conferencia en la que no pudieran exponerse todas las ideologías y expresarse todas las organizaciones -en clara muestra de solidaridad con la entonces muy discriminada CCOO- y poco después, analizaban la situación económica, con el incremento del paro, y pedían el mantenimiento del artículo 35 de la Ley de Relaciones Laborales42. Según la policía, había rumores de que los cenetistas alicantinos no estaban de acuerdo con el Comité Regional de Valencia y querían su relevo “por considerarlo burocrático, antifederalista y carente de auténtico espíritu libertario”43.
El 20 de noviembre apareció, en el Castillo de Santa Bárbara, una pintada recordando el aniversario de la muerte de Buenaventura Durruti44, y en diciembre, se repartieron pegatinas que pedían la libertad de Carballo y decían: "En Navidad, todos los presos a casa. Amnistía total. CNT"45. En cuanto a la organización alcoyana, lanzó

39           La Verdad, 12-X-1976.
40           La Verdad, 9-X-1976. La CNT alicantina reiteraba sus principios y expresaba su deseo de que terminase “la campaña confusionista que pesa sobre nuestra organización”.
41           Información, 27-X  y 10-XI-1976.  Según este periódico,  la CNT había  mantenido contactos  con Zaragoza Gomis, cosa que el sindicato negó posteriormente: Información reconoció que no se habían llegado a celebrar esos contactos.
42           La Verdad, 28-X y 6-XI-1976.
43           GC, Télex a Madrid, 23-X-1976.
44           La Verdad, 24-XI-1976.
45           La Verdad, 24-XII-1976.

en noviembre un manifiesto que exigía la libertad sindical y criticaba las medidas económicas del gobierno, pero no pedía explícitamente el apoyo a la jornada de huelga del 12 de noviembre46. En Alicante, habían surgido problemas en relación con ese paro: una asamblea de la CNT, celebrada en octubre, había decidido participar en esa jornada de lucha, a pesar de ser "conscientes de que estaba planteada por los partidos políticos de izquierda como una prueba de fuerza con el Gobierno Suárez". Hubo entonces ciertas diferencias sobre las organizaciones que tenían que firmar el manifiesto que convocaba esa jornada -en especial, con CCOO- que se había decidido

"en una reunión de la Taula" por UGT, USO y CCOO, sin contar con la CNT que retiró su firma del manifiesto, pero apoyó la jornada: hubo rumores, desmentidos por la propia organización, de que algún "dirigente" de la CNT había sido agredido por no haber secundado la huelga47.

La Federación local de la CNT de Alicante se pronunció por la abstención "sin adjetivos" -para diferenciarse de la postura de la Taula, que recomendaba la “abstención activa”- ante el referéndum de la Reforma Política, por falta de libertades y por no haberse dado todavía la amnistía sindical48. También en diciembre se celebró un Pleno Provincial, donde se planteó la "urgente necesidad de la celebración de un Congreso Confederal", se eligió una nueva coordinadora provincial y se apostó por la pluralidad sindical "como un primer paso hacia la unidad real del movimiento obrero"49. Por otra parte, un Pleno Regional celebrado en Valencia acordó delegar en la Federación Local de Alicante para que nombrase un nuevo Comité Regional, que sería el último de la clandestinidad50: estaba formado por José Valenzuela, como secretario general, María José Salazar, como secretaria de coordinación, Álvaro Ponce de León como secretario de prensa, Antonio García como tesorero y Ana María Enamorado como encargada de la secretaría jurídica y de Pro-Presos: esa composición no se hizo pública, sin embargo, hasta meses después, en abril51.

La reconstitución de la FAI

En enero de 1977, los asistentes a una reunión celebrada en Barcelona para reconstituir la FAI fueron detenidos por la policía, acusados de estar relacionados con

46           Ciudad, 11-XI-1976.
47           Información, 9 y 15-XII-1976.
48           Información y La Verdad, 10-XII-1976.
49           La Verdad, 11-XII-1976.
50           Información y La Verdad, 29-XII-1976.

atracos a bancos y tenencia de armas en Murcia y Valladolid. Desde la CNT, se negó la reaparición de la FAI52 y se defendió a esos compañeros: en febrero se dio una rueda de prensa en Madrid para presentar a la organización y rechazar cualquier vinculación con el terrorismo. En esa reunión participaron dos militantes de la CNT eldense, Renacer Rodríguez y Eutropio Sánchez, que en una nota a la prensa aseguraron haber estado en esa reunión con grupos afines para "montar un acto libertario en Elda", admitiendo ser de la CNT, pero no de la FAI53. Sin embargo, se rumoreó que la asamblea local de la CNT de Elda se había planteado la expulsión de Renacer Rodríguez, con cuya actuación se habría mostrado en desacuerdo el secretario local, Vicente Belmonte Botella54. A fines de marzo, se presentó el comité local de la CNT de Elda-Petrer, que componían Vicente Belmonte, Esteban Bernabé Rico, Renacer Rodríguez y José Mª Martínez Figueredo, que sería secretario del Ateneo Cultural: insistieron en la táctica de la acción directa, en la revocabilidad de sus cargos y en su decisión de actuar a la luz pública55.

El 13 de enero de 1977 fue, finalmente y como hemos dicho, puesto en libertad Fernando Carballo, que se reunió inmediatamente con compañeros de la CNT. Según la prensa, esa inesperada libertad se había debido a las gestiones de su abogado, Alfonso Arenas, y de Francisco Zaragoza, entonces promotor del Partido Demócrata Liberal del País Valenciano56.

Hacia una organización provincial

Según Gómez Casas, a primeros de 1977, "el desarrollo de la CNT era imparable en todas las regiones". En Alicante, se constituyó en enero la Federación local de Altea, con militantes de Banca, Enseñanza y Oficios Varios, que invitaron a los demás trabajadores de la localidad a integrarse "en las filas de la gran central sindical libertaria"57. En cambio, la organización alcoyana tardaba en salir a la luz, aunque uno de sus dirigentes, Celedonio Aparisi, había enviado una nota al semanario local Ciudad rechazando la acusación de violencia allí lanzada contra el anarquismo58. La CNT

51           Informe colectivo, ya citado.
52           Interviu, nº 39. 10-16-II-1977.
53           La Verdad, 13-II-1977.
54           La Verdad, 15-III-1977.
55           La Verdad, 1-IV-1977.
56           La Verdad e Información, 15-I-1977.
57           La Verdad, 6-I-1977.
58          Ciudad, 20-I-1977. El semanario alcoyano señalaba, poco después, que los miembros de la CNT local preferían seguir permaneciendo en el anonimato (Ciudad, 27-I-1977).

había celebrado alguna reunión en su antiguo local, sito en la calle de San Vicente y posteriormente, incautado por la OS que lo dedicó a Educación y Descanso. Según la prensa local era posible que se estuviesen revisando algunos planteamientos, por ser algunos viejos militantes partidarios de "adoptar definiciones políticas"59. Finalmente, la CNT se presentó en Alcoy, ante algo más de un centenar de personas, a mediados de marzo: se hizo historia de la organización en Alcoy y se dieron a conocer las bases orgánicas del sindicato60, que fueron pronto reproducidas -como en otras localidades- en un folleto propagandístico, que repasaba la historia de la CNT y sus características más destacadas: libertad, acción directa, antiparlamentarismo, federalismo, solidaridad y autogestión61. Además, comenzó entonces la publicación del portavoz libertario en la ciudad, Alcoy Confederal.

El 16 de enero de 1977 se reunió la Comisión Coordinadora Provincial de la CNT en Villena, con asistencia de representantes de Alicante, el Comité Regional, Elche, Rojales, Altea, Alcoy, Aspe, Cox, Marina Alta, Elda y Villena. Se discutió la estructura y funciones del Comité Regional y se plantearon ciertas anormalidades que se estaban produciendo "dentro de la organización, causadas por elementos y grupos". Un informe de Belmonte Botella, secretario local de Elda -basado en manifestaciones del veterano militante Progreso Fernández- denunció la incorporación a la CNT de Valencia de numerosos "verticalistas", "cincopuntistas" e incluso abogados de la CNS, así como la irregular actuación del Comité Regional, mientras estuvo en Valencia: en el fondo de todo ello, se encontraban viejos personalismos y el enfrentamiento generacional en el seno de la CNT. Por otro lado, esta Comisión coordinadora provincial acordó organizar diversos actos, acelerar la formación de comarcales y "conquistar parcelas de libertad en la acción, más allá de lo que el Poder estatal otorga". Finalmente, se acordó que la cuota de 120 pesetas se distribuiría de la siguiente manera: 40 para el sindicato local, 20 para la Federación local, 20 para el Comité Regional, 20 para el Comité Nacional y 20 para ayudar a los presos. Además, se enviaría 50 pesetas por militante a la AIT, anualmente62. Para el Gobierno Civil, el escaso eco que estaba encontrando la CNT se debía “al desfase de su doctrina

59           Ciudad , 1-III-1977.
60           Ciudad, 12 y 15-III-1977.
61           Confederación Nacional de Trabajo. CNT. AIT. FL Alcoy.
62       Comisión Coordinadora Provincial. Acta nº 1. Enero 1977. Texto mecanografiado de 12 páginas.

sindical y a su ausencia del campo laboral como organización activa en los últimos años”63.
Por otro lado, el Comité Regional -que residía en Alicante-, protestó a primeros de febrero de las numerosas detenciones de militantes de organizaciones y sindicatos de izquierda, mientras campaban por sus respetos los terroristas de extrema derecha64. En marzo de 1977, la Federación local de Elche celebró un acto en recuerdo del aniversario de la muerte de Domingo Germinal65  y Conrado Lizcano renunció a intervenir en un ciclo que se había organizado en Villena para presentar las opciones sindicales, porque se había prohibido la intervención de USO y CCOO66. El 19 y 20 de marzo se celebró en Valencia un Pleno Regional, que acordó, entre otras cosas, boicotear las elecciones generales67, rechazar la reforma sindical68 y mantener el principio de lucha contra todo tipo de gobierno69. A fines de ese mes se llevó a cabo el mitin que sirvió de presentación de la CNT en España, en San Sebastián de los Reyes, que congregó a unas treinta mil personas y en el que intervino Fernando Carballo: asistieron cenetistas de Elche, Villena, Alicante, Alcoy y Altea70. Según El País, "el anarquismo libertario reaparece en España".

Ya en abril, se consolidó la organización cenetista en La Marina Alta: se celebró una asamblea comarcal en Denia, con participación de la Federación local, constituida un mes atrás, y que decidió la presentación pública de la organización, el 22 de abril, en la Hermandad de Labradores y Ganaderos de Denia: iban a intervenir el veterano militante José Pedro Bordes, Domingo Martín y Antonio Ribera Sendra, pero la Guardia Civil impidió verbalmente el acto, al que habían acudido unas 500 personas. La UGT se solidarizó con la CNT y, aunque de forma abreviada, se explicó a la puerta del local qué era la CNT y su "imparable relanzamiento"71. Después, unos 250 asistentes se manifestaron por la ciudad gritando consignas como "El pueblo unido funciona sin partidos", "Libertad sindical" y "Presos a la calle, comunes también", "España, mañana,


63           GC, Télex a Madrid, 2-I-1977.
64           La Verdad, 3-II-1977.
65           La Verdad, 12-III-1977.
66           La Verdad, 27-III-1977.
67           Sobre las elecciones, puede verse el escrito de la CNT "Campaña abstención activa" (Archivo de la Democracia).
68           CNT-AIT. Servicio de Documentación, La Reforma Sindical. Marzo de 1977.
69           Información y La Verdad, 23-III-1977.
70           Crónica de Conrado Lizcano, en Fragua Social, nº 7. Véase también “Impresiones de un viaje”, en Alcoy Confederal, nº 2. Abril de 1977, y A.Q.S., “Consideraciones en torno a un acto confederal”, en Alcoy Confederal, nº 3.
71           El texto de la alocución puede leerse en Canfali Marina Alta, 1-V-1977.

será libertaria", etc72. Por fin, en mayo pudo presentarse la CNT en Benissa -con una charla de Antonio Ribera- y Denia: aquí intervinieron el propio Ribera, Ricardo Pérez Ivars -de las Juventudes Libertarias- y el veterano Gabriel Pérez, que desgranó algunos "prudentes y juiciosos consejos a la juventud libertaria"73.

También en abril presentó la CNT su alternativa sindical en Aspe, en los locales de la UGT74 y se presentó a la prensa en Alcoy: informaron de sus gestiones para recuperar su local, construido con las cuotas de los trabajadores alcoyanos en los años veinte, aseguraron contar ya con 130 o 150 militantes del Textil y Oficios Varios y anunciaron que tratarían el tema de las elecciones generales en una próxima asamblea75. Hubo algún roce en esa ciudad con CCOO, en una asamblea de enlaces de Fibras de Recuperación, por la distinta postura que ambos sindicatos tenían en torno al Sindicato Vertical76.

En este mismo mes de abril apareció el primer número de la revista Kronstadt, "portavoz de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias de Alicante", que eligió ese nombre en recuerdo de "la democracia obrera y directa": sus artículos criticaban tanto a la OTAN como a la CEE, "alternativa capitalista para una sociedad burguesa", defendían la objeción de conciencia, atacaban a los "folcklóricos" que se acercaban al movimiento libertario, y se desmarcaban ya del apoyo anterior a la autonomía que "no es ni más ni menos que la concesión de un estado burgués y centralista, de lo que se desprende  que  tiene  que  ser  por  fuerza  también  un  estado  capitalista"77.  Las Juventudes Libertarias alicantinas también publicaron por esas fechas el folleto de Enrico Malatesta La Anarquía78.

Legalización de la CNT
A finales de abril la CNT celebró un acto de "alternativa sindical" en el Polideportivo Municipal de Elda que fue calificado de "bochornoso" por la prensa. Casi un  millar  y  medio  de  espectadores  asistieron  al  mitin,  pero  muchos  de  ellos

72           Canfali Marina Alta, 10-IV-1977, y La Verdad, 24-IV-1977.
73           Canfali-Marina Alta, 5-VI-1977.
74           La Verdad, 19-IV-1977.
75       Información, 21-IV-1977, Ciudad, 21-IV y 3-V-1977,  La Verdad, 26-IV-1977, y Alcoy Confederal, nº 2. Abril 1977.
76           Ciudad, 28-IV-1977.
77        Kronstadt, n 1. Abril-1977. En el segundo número, sin fecha, se hablaba de las centrales nucleares y de los presos sociales, se pedía la abolición de los Sanatorios Psiquiátricos, se hacía un informe sobre el
parlamentarismo  y  se  llamaba  “a  todos  los  grupos  libertarios  de  cualquier  matiz  para  coordinar actividades y federarse”.
78           Fragua Social, nº 7.

abandonaron el recinto antes de que concluyese. Para la prensa, ello se debió a "la inexperiencia de los organizadores, su falta de tacto, sus exabruptos dialécticos en determinados momentos de exposición y los personalismos"79. Intervinieron Renacer Rodríguez, los madrileños Ramón Jiménez y Julián Fernández, quien criticó la jornada de lucha del 12 de noviembre, a la que calificó de "maniobra de los partidos políticos para presionar por su legalización". Después se leyeron mensajes de felicitación de otros sindicatos -UGT y USO- e intervinieron viejos militantes que recordaron "con emoción contenida, lágrimas y hasta abrazos, el pasado de la CNT que ellos vivieron". Hubo entonces algunos ataques violentos a los comunistas y a Comisiones Obreras, y acusaciones directas a militantes eldenses de partidos de izquierda, por parte de algunos jóvenes, que utilizaron un estilo que avergonzó, según la prensa, a los viejos libertarios, que insistieron en que "la única forma de liberación del trabajador es la vía de la cultura, del estudio y de la preparación". Los acordes de "A las barricadas" pusieron fin a "esta triste presentación de la CNT en nuestra ciudad"80. Poco después,

la CNT pediría disculpas "por los hechos caóticos ocurridos el pasado día 29", que atribuyó al exceso de personalismo, y lamentó que, en definitiva, "los compañeros trabajadores no llegasen a tener un conocimiento de lo que es en realidad nuestra organización". También en Alcoy aparecieron pintadas que firmaba la CNT en que se enviaba a Pasionaria al asilo y a Santiago Carrillo al Festival de Eurovisión, a cantar el "Cara al sol"81.

El Comité Nacional acordó, el 23 de abril, solicitar la legalización de la CNT, con la reserva del representante del Comité Regional de Valencia, que estimaba que no se daban las circunstancias exigibles para el libre desarrollo del sindicalismo en las empresas y que solicitar la legalización suponía reconocer al gobierno como legitimador de los sindicatos obreros. En efecto, poco después era reprimida la manifestación del Primero de Mayo, convocada conjuntamente por las centrales sindicales. En Alcoi hubo varias reuniones entre representantes de CNT, UGT, USO y CCOO para tratar de convocar unos actos conjuntamente, pero no se llegó a un acuerdo, ya que CCOO pretendía que en dicha manifestación pudieran también participar los partidos políticos de izquierda, mientras CNT consideraba que el Primero de  Mayo  era  “un  día  exclusivo  de  la  clase  trabajadora”:  al  final  hubo  dos


79           Mira Candel, en La Verdad, 1-V-1977.
80           Información y La Verdad, 1-V-1977.
81           Ciudad, 17-V-1977.

concentraciones separadas y la CNT tomó parte en la que se desarrolló en la glorieta del Salt, con asistencia de unas ciento cincuenta personas82. 

La CNT presentó sus estatutos el 7 de mayo en el Registro de Asociaciones Sindicales y poco después era legalizada. En su artículo primero se establecían los objetivos de la Confederación: "A) Trabajar por desarrollar entre los trabajadores el espíritu de asociación haciéndoles comprender que solo por estos medios podrán elevar su condición moral y material en la sociedad presente y preparar el camino para su completa emancipación en la futura, merced a la conquista de los medios de producción y consumo. B) Practicar la ayuda mutua entre las colectividades federales, siempre que sea necesario y éstas lo reclamen, tanto en caso de huelga como en cualquier otro que pudiera presentárseles. C) Sostener las relaciones con todos aquellos organismos obreros afines ya nacionales o internacionales, para la común inteligencia que conduzca a la emancipación total de los trabajadores".

Precisamente en mayo se celebró en Valencia un mitin multitudinario de la CNT, con intervención de los "históricos” Peirats y Federica Montseny: hay que tener en cuenta que la Conferencia General del Movimiento Libertario celebrada el 30 de enero en Narbonne, con asistencia de más de 150 delegados, había decidido "transferir las responsabilidades  y  elementos  que  detentaban  a  la  Organización  del  interior  de España"83.

A primeros de mayo de 1977, un informe publicado en La Verdad atribuía a la CNT una cifra que oscilaba entre 400 y 500 afiliados en la provincia: 100 en la Marina Alta, 100 en Alicante y su comarca, y el resto en Aspe, Alcoy, Elda y Villena. En la capital, se iban creando sindicatos de Enseñanza, Metal, Construcción, Oficios Varios, Artes Gráficas, Sanidad, Transportes y Energía, Banca, Hostelería, Pensionistas, cuyos representantes más destacados eran José Navarro Monerris, Carlos Mestre, José Pastor, Domingo Sánchez, Paloma Giménez, José Campillo y Atilano Albujer84.

Frente a la actitud que consideraba "contemporizadora" de las demás centrales sindicales, la CNT pensaba que las elecciones que habían sido convocadas para junio de 1977 no eran más que una nueva estrategia de "legitimación parlamentaria y pacto social en sustitución de la dictadura militar y el verticalismo fascista ya impracticables". La FIJL y la CNT lanzaron un panfleto en que sin pretender "influir en la conducta de

82           Alcoy Confederal, nº 3.
83           Fragua Social, nº 6.
84           La Verdad, 1-V-1977. Véase también el citado informe colectivo.

nadie", explicaban por qué se mantenían al margen de las elecciones: hacían una crítica del parlamentarismo, mediador entre la burguesía y el proletariado, y reivindicaban la soberanía de la asamblea obrera, sin intermediario alguno: "Sólo dentro de este marco de democracia real podremos avanzar en la construcción de la sociedad libertaria, basada en los principios de igualdad, solidaridad y vida comunitaria, en la que el valor de uso de las cosas habrá sustituido al valor de cambio, en la que el trabajo será realmente creativo y enriquecedor de la persona que lo realiza, en la que el gobierno de los hombres habrá sido sustituido por la administración de las cosas"85.

Sin embargo, en una asamblea celebrada en la Parroquia de Santa María de Alcoy, se acordó que cada afiliado respondiese a la llamada electoral según su conciencia.

En la primavera de 1977, la CNT abrió locales en Elche 86 y Alcoi, en la calle del Carmen, nº 5, mientras seguían reclamando su local de la calle de San Vicente, mediante pintadas que fueron criticadas por el semanario Ciudad87. Además, se presentó en Pego88 y celebró algunos actos en Alicante: por ejemplo, la proyección de "Un pueblo en armas" y una charla de divulgación sindical en la AISS89. Ya en el verano, el Sindicato de la Piel cenetista se pronunció, en Elche, contra la Ordenanza de la Piel insistiendo en que si "en la nueva democracia que vamos a estrenar no se modifica el concepto de empresa existente durante la dictadura, la democracia no servirá de nada y por tanto, no podrá ser calificada como tal"90.

Extensión de la CNT por la provincia

En el verano de 1977 hubo una rueda de prensa de la CNT, en el ámbito estatal, en que se advirtió que ni el Gobierno ni nadie podría reglamentar las elecciones sindicales, mientras se iba constatando. entre las filas libertarias, un cierto "boicot de la prensa", pues -según Gómez Casas- "a estas alturas era ya evidente que se pretendía acabar con la CNT". En los primeros días de septiembre se celebró un Pleno Nacional de Regionales en Madrid, donde se constató la existencia de 120.000 cotizantes al sindicato. Frente a las elecciones sindicales, la CNT proponía el sistema autogestionario, con  una asamblea decisoria cuyo portavoz, el comité de empresa, se

85           Véase también Federación Local de Sindicatos de Alicante, La CNT frente a las elecciones.
86           La Verdad, 24-V-1977.
87           Ciudad y La Verdad, 28-V-1977.
88           La Verdad, 8-VI-1977.
89           Panfleto anunciando la película y La Verdad, 5-VI-1977.
90           La Verdad, 24-VI-1977.

disolvería al terminar cada conflicto91: en agosto, la CNT de la Piel de Elda lanzaba un manifiesto a la prensa en este mismo sentido, por considerar que las elecciones supondrían "una continuación del verticalismo" y simplemente, "cambiar de collar y no de perro"92.

En el País Valencià, donde el Comité Regional había vuelto a residir en Valencia, se constataba asimismo el crecimiento de todas las Federaciones locales y comarcales. En Alcoy, se celebró a primeros de julio una asamblea local, con más de doscientos asistentes -en su mayoría, jóvenes- que se planteó la recuperación del patrimonio histórico de la CNT, en concreto los locales de la calle de San Vicente, "construidos con el trabajo y las cuotas de los trabajadores de la CNT". Se acordó iniciar acciones legales y recurrir a otros procedimientos si no se tenía éxito en la vía judicial93. Poco después, quedaba constituida la CNT en Cocentaina -en una reunión a la que asistieron 25 personas y se eligió el comité local, en el que figuraban Juan García y José Sellés94- y se organizó un mitin en Bellavista (Alcoy), con Celedonio Aparisi, Jorge Miró, Román González, Carlos Martínez y Javier Miró, al que asistieron 600 personas y donde se corearon gritos de "Fuera, fuera" cuando se leyó un saludo del PCE: insistieron los oradores en que la CNT planteaba algo más que unas reivindicaciones económicas y era una verdadera alternativa a la sociedad de consumo95. Hubo algunos incidentes entre militantes de la CNT y el propio alcalde de la ciudad, cuando éste, Alberto E. Rodríguez, se enfrentó a quienes colocaban propaganda del mitin y, posteriormente, Carlos Martínez y algún otro orador fueron citados a declarar al ser denunciados por sus ataques a la Monarquía y a las Fuerzas de Orden Público96.

El 30 de julio se presentó la CNT en Altea, en un mitin al que asistieron 900 personas y en el que intervinieron Conrado Lizcano, el alicantino José Sánchez y Carlos Martínez: al acto asistieron militantes de Benidorm y Callosa d'En Sarriá, que anunciaron la próxima constitución de la CNT en esas localidades97. En agosto, en efecto, se constituyó la CNT en Callosa d’En Sarriá y Benidorm -con trabajadores de



91           Véase el folleto “Acción sindical en la empresa”.
92           La Verdad, 14-VIII-1977.
93           La Verdad, 1-VII-1977, y Ciudad, 5-VII-1977.
94           La Verdad, 8 y 12-VII-1977.
95           "El primer mitin de la CNT", en Información, 24-VII-1977. Véase también La Verdad, 24-VII-1977.
96           La Verdad, 29 y 30-VII-1977, Ciudad, 23-VII-1977, e Información, 30 y 31-VII-1977.
97           La Verdad, 30-VII y 7-VIII-1977, y Canfali, 5-VIII-1977.

Hostelería, Construcción y Oficios Varios-98, así como en Pedreguer y Calpe99, mientras se celebraban en Altea cursillos de orientación sobre las experiencias autogestionarias en el País Valenciano y sobre la sexualidad y el amor libre -éstos últimos, a cargo de Idilio Lizcano-: también en Altea se creó la Biblioteca "Libre pensar"100. Otras actividades de la CNT en este verano de 1977 fueron la apertura de un local en Elche101, la creación de la Federación local de Banyeres102, la formación de Sindicatos de la Pesca y de la Madera en Denia103, el boicot a la cafetería de la Residencia Sanitaria "20 de Noviembre" de Alicante104, la organización de charlas sobre anarcosindicalismo y la propia CNT en Elda y Elche105, y la asistencia a algunas reuniones organizadas por el Movimiento Obrero y Ciudadano de Elda-Petrel para estudiar una candidatura unitaria de la izquierda para las elecciones municipales106, asistencia que también se dio en otras reuniones con el mismo fin celebradas en Villena, Elche, Cocentaina y Alcoi: en casi todas ellas, la CNT se manifestó partidaria de la abstención, como correspondía a su ideología107.

En Elche y Elda, la actitud del Sindicato de la Piel de CNT ante el Movimiento Asambleario fue, al principio, muy positiva: manifestó su apoyo "sin que para ello tengan que aparecer sus siglas", como "un paso hacia la unidad de la clase trabajadora, unidad a la que no se llegará con protagonismos de ningún tipo"108. A primeros de septiembre, el Pleno Nacional de la CNT apoyaba al Movimiento Asambleario109 y las Juventudes Libertarias ilicitanas reiteraban ese apoyo pero advertían, contra lo afirmado por algunas octavillas, que ninguno de sus miembros era "dirigente" del Movimiento Asambleario, porque "los anarquistas vamos contra toda clase de dirigentes"110. Posteriormente, serían más críticos, por considerar que bajo el Movimiento Asambleario se movían determinados partidos y sindicatos de orientación

98           En Callosa fue elegido Joan Domenech como secretario general y en otras secretarías, Juan Benimeli, Luis Víctor Devesa y Norbert Sanchís (Información, 12-VIII-1977). Véase también, La Verdad, 12 y 30-VIII-1977.
99           La Verdad, 30-VIII-1977.
100         Información, 25-VIII-1977, y La Verdad, 12 y 30-VIII-1977.
101         En el Arrabal (La Verdad, 12-VIII-1977).
102         La Verdad, 15-IX-1977.
103         Canfali Marina Alta, 4-IX-1977.
104         La Verdad, 11-VIII-1977.
105         La Verdad, 20-VIII-1977.
106         La Verdad, 24-VIII-1977.
107 La Verdad, 7. 13.14 y 16-IX-1977.
108         La Verdad, 3-VIII-1977.
109         La Verdad,          4-IX-1977. También apoyó a los huelguistas del calzado la Federación local de Alicante (La Verdad, 30-VIII-1977).
110         La Verdad, 2-IX-1977.

comunista: la Federación local de Altea mostraba, en septiembre, su disconformidad con quienes intentaban mezclar fines sindicales y políticos, marginando a las centrales históricas como UGT y CNT111.

Entre tanto, se celebraba un Pleno de las Juventudes Libertarias del País Valencià, cuyo portavoz era la revista Kronstadt, en cuyo número 2 se hacía un llamamiento a todos los grupos libertarios para la reorganización del Movimiento Libertario y se pedía la abolición de los Sanatorios Psiquiátricos, que "sólo sirven para hacer locos"112. Se trasladaba de nuevo a Valencia el Comité Regional del que Carlos Martínez pasó a ser su secretario: así se dio a conocer, en una rueda de prensa celebrada para informar sobre sus conocidas posiciones en contra de las elecciones sindicales113. Por otro lado, se estaba también debatiendo en el seno de la CNT el problema de la doble militancia -en la CNT y en un partido-, que había sido admitida por el Pleno nacional siempre que no se ostentase cargo en ninguna de las dos organizaciones. Sin embargo, en el País Valencià hubo un fuerte rechazo a admitir esa doble militancia e incluso no se llegó a repartir el número de CNT que daba cuenta de esos acuerdos114: en Elda, la Federación Local, en asamblea celebrada en septiembre, decidió rechazar la doble militancia. En la misma asamblea, se acordó abstenerse en las elecciones municipales y se calificó a las pequeñas y medianas empresas de "ramificaciones de las multinacionales", advirtiéndose que en ellas la explotación de los obreros era aún mayor, por lo que la CNT debía luchar "contra toda clase de empresas"115. Poco después, la misma Federación local de Elda presentaba la alternativa de la CNT a la enseñanza, basada en la autogestión y que proponía la sustitución de la religión por la medicina preventiva 116.

Por otro lado, se celebraron a finales de julio, en Barcelona, unas Jornadas Libertarias en las que, junto a una importante labor de tipo cultural se produjeron actos que la propia CNT calificó de "discutibles e incluso censurables" que fueron debidamente magnificados por la prensa 117. Allí también se dio abierta carta de naturaleza a la FAI, cuyo intento de reorganización a primeros de año fue, como hemos dicho, abortado por la policía. Según la FAI, el gobierno trataba de impedir su

111         La Verdad, 15-IX-1977.
112         La Verdad, 31-VIII-1977.
113         Información, 11-IX-1977.
114         Juan Gómez Casas, o.c.
115         Información, 23-IX-1977, y Valle de Elda, 1-X.-1977.
116         La Verdad, 27-IX-1977.

organización porque pretendía potenciar en la CNT un sindicalismo "amorfo y meramente reivindicativo"118. La FAI era una organización anarquista específica que, como los Comités de Ayuda a los Presos sociales (COPEL), los Ateneos Libertarios o los grupos ecologistas, tendrían que organizarse al margen de la propia CNT, pero dentro de un amplio Movimiento Libertario. La FAI, por su parte, tenía como objetivo "la consecución de una sociedad basada en el comunismo libertario y la anarquía integral, sin limitaciones y con una dinámica permanente de transformación y evolución del individuo". En relación con la FAI, las posturas en la CNT no eran unánimes: para algunos, no era oportuna su aparición, porque podría originar numerosas tensiones, mientras que para otros, la FAI tenía derecho a su propia existencia, pero al margen de la propia CNT, aunque su ideario anarquista coincidiese, en gran medida, con el anarcosindicalismo de la CNT. En Alicante, debió de aparecer por esas fechas un manifiesto de la FAI -que sólo tendría cierta implantación en Alicante, Alcoy y Villena- dirigido "A todos los anarquistas, simpatizantes y pueblo en general", en que se pasaba revista a las persecuciones sufridas por la FAI desde su fundación, cincuenta años atrás, y se negaba al estado y a la propia CNT capacidad de dar el "visto bueno" a sus actividades: "La actuación de la FAI así como su trayectoria revolucionaria, federalista, anti-estatal, anti-elitista y comunista libertaria, no será ciertos provocadores conscientes o inconscientes que surgen hoy en ciertos medios llamados libertarios y anarquistas fiesteros y alegres que lo harán cambiar" y la FAI estará presente "pese a quien pese y pase lo que pase, en todas las luchas presentes y futuras que conduzca hacia la liberación de todos los seres humanos de la opresión y explotación"119.  Ya se apuntaban algunos problemas que se agudizarían a finales de 1977, entre quienes querían hacer de la CNT un sindicato puro y quienes querían que fuese una especie de movimiento político-social en el que tuviese cabida todo lo libertario120.

En septiembre de 1977, La Verdad hacía un balance de la implantación de la CNT en la provincia de Alicante: no daban número de afiliados, pero tenían Federaciones en Alicante, Jijona, Alcoy, Aspe, Novelda, Elda, Villena, Monóvar, Elche, Cox, Rojales, Villajoyosa, Altea, Callosa d’En Sarriá, Calpe, Benisa, Gata, Pedreguer, Pego, Denia, San Vicente, Ondara y Petrer121. El auge de la CNT en la provincia se


118         Interviu, 4-10-VIII-1977.
119         Federación Anarquista de Alicante, FAI. A todos los anarquistas, simpatizantes y pueblo en general.
120         Postura ésta que defendía la publicación Bicicleta.
121         La Verdad, 20-IX-1977.

puede rastrear también en la aparición de diversos boletines y publicaciones. Junto a algunos de salida muy irregular, en Elche y Elda, se publicaban El Alacrán en Orihuela, La Oveja Negra en la Marina Alta, Alcoy Confederal y Altea Obrera, mientras que el órgano de la Regional, Fragua Social, alcanzaba una tirada de ocho mil ejemplares.

En octubre, se celebró en Alicante una reunión de Federaciones y grupos de la FIJL del País Valenciano, con representantes de Alcoy, Alicante, Novelda, Elda, Callosa y Elche, junto a observadores de Murcia y Barcelona: se decidió crear en los barrios Ateneos Libertarios donde poder hacer una labor federalista, antiautoritaria, antiburocrática y antiparlamentaria con el fin de conseguir una "revolución social permanente, la lucha contra todo sistema de explotación y por una sociedad sin clases, gestionada por el sistema asambleario y autónomo"122. Sin embargo, sin que sepamos las razones, en diciembre las Juventudes Libertarias de Alicante decidían por unanimidad, en una asamblea extraordinaria, disolver las Juventudes porque era una superestructura más en la ya dividida izquierda y era necesario replantearse, a la vez, los actuales presupuestos del anarquismo123.

El gran crecimiento de la CNT a finales de 1977

La organización de la CNT creció mucho durante el último trimestre de 1977. En Denia se había tenido que buscar un nuevo local, al aumentar los afiliados, encuadrados en Sindicatos de Madera, Oficios Varios, Construcción, Enseñanza y Pesca: éste último se mostró muy activo, planteando diversos problemas en la Cofradía de Pescadores local124; por otro lado, se colaboró, junto a CCOO y UGT, en una "semana de Lluita obrera" que se llevó a cabo en noviembre en la comarca de la Marina Alta125. En Alcoi, se celebró en octubre un Pleno local, que acordó potenciar los comités de fábrica, boicotear las elecciones sindicales y ocupar simbólicamente su local en la calle de San Vicente, todos los domingos, hasta recuperarlo126. Posteriormente, el sindicato libertario participó en una mesa redonda sobre la unidad sindical, que la CNT consideraba posible sólo a partir de asambleas de empresas y para acciones concretas127, y realizó un estudio para una alternativa al sistema de las

122         La Verdad, 5-X-1977. Según el Gobierno Civil (Télex a Madrid, 7-X-1977), se pensaba así  “activar el proselitismo”.
123         La Verdad, 21-XII-1977.
124         Canfali Marina Alta, 2-X-1977, y "CNT y la industria pesquera", en Canfali Marina Alta, 27-XI-1977.
125         Canfali Marina Alta, 30-X y 6-XI-1977.
126         La Verdad, 18-X-1977.
127         La Verdad, 16-IX y 28-X-1977.

pensiones y al mutualismo laboral, que consideraban "regresivo, demagógico y fraudulento", gestionado además por personas ya nada representativas: frente a ello, apostaban por la creación de un Plan de Bienestar Social que acogería a toda la población no activa española, que como mínimo percibiría, al llegar a la edad de jubilación, un salario igual al mínimo interprofesional128.

Por otro lado, en Elda se constituyó el Sindicato de Químicas y la organización investigó el trabajo clandestino y la situación de paro existente, denunciando además una campaña patronal contra sus militantes, incluidos en "listas negras"129. En Ibi se creó, a partir del Sindicato del Metal, la Federación Local, que eligió secretario a Acracio Palomares130: poco después, se constituía la Comarcal de l'Alcoiá-Comtat, con las Federaciones de Ibi, Muro, Cocentaina y Alcoy, donde residiría la secretaría comarcal131. En Elche, se constituyeron los Sindicatos del Metal y Energía132, y ya en diciembre, se celebraron diversos contactos para organizar la comarcal de La Marina Baixa, con las Federaciones de Calpe, Altea, Benidorm, Villajoyosa, Altea, Callosa y, posiblemente, La Nucía133. En Alicante, se constituyó la Federación de Pensionistas, el Sindicato de la Construcción y, también en diciembre, la comarcal de l'Alacantí134.

En octubre de 1977, ante la celebración de la Diada, la actitud de la CNT fue diversa: en Alcoy, participó en una mesa redonda con otras centrales sindicales para debatir el tema de la autonomía, en el marco del Congrés de Cultura Catalana135; en La Marina Alta, los cenetistas se negaron a firmar un comunicado conjunto porque no querían apoyar nada que pudiese esconder "una colaboración de clases"136 y en Alicante enviaron las Juventudes Libertarias un comunicado que no fue leído, tal vez porque su contenido "estaba muy lejano de la adhesión"137: para la CNT, partidaria de la libre federación de los pueblos ibéricos, el sistema de las autonomías no suponía más que "la construcción de mini-estados, representación de las diversas burguesías regionales".

128         Información y Ciudad, 1-XI-1977.
129         La Verdad, 15-X-1977
130         La Verdad, 5-XI-1977. En un informe al GC de 17-XI-1977, la policía informa de los esfuerzos de Acracio Palomares para organizar un plante en el Metal de Ibi, por motivos salariales.
131         Información, 14-XII-1977.
132         La Verdad, 25-IX y 13-X-1977.
133         La Verdad, 29-XII-1977 y Canfali, 30-XII-1977.
134         La Verdad, 21-X. 8-XI y 20-XII-1977
135         Información y La Verdad, 7 y 9-X-1977.
136         Canfali Marina Alta, 9-X-1977.



Lógicamente, la CNT se opuso a los Pactos de la Moncloa 138 y, según Gómez Casas, se marginó de las nuevas condiciones de contratación colectiva: "No pudiendo aceptar la alternativa del pactismo, lo que era una traición a su visceral manera de entender las luchas obreras y sus propias finalidades, la CNT se vio obligada a aceptar una marginación, que dadas las circunstancias, era inevitable". En Alicante, Alcoi y otros lugares, la organización y algunos Sindicatos se posicionaron contra los Pactos de la Moncloa, firmados a espaldas de "los realmente implicados, los trabajadores", y lucharon contra su aplicación de forma retroactiva, adhiriéndose a varias manifestaciones y actos contra los Pactos, contra el paro y contra la política económica del Gobierno139. A veces, sin embargo, la peculiar forma de actuar de la CNT le impidió su participación, como ocurrió en una manifestación celebrada en octubre contra el paro, en Alicante, en la que tomaron parte nueve mil obreros, y a la que no pudo adherirse la CNT, aún estando de acuerdo con sus planteamientos, porque no fue invitada con el suficiente tiempo como para tomar una decisión colectivamente140. Para la CNT, su negativa a integrarse en el sistema mediante la aceptación de los Pactos de la Moncloa - junto a su rechazo de las elecciones sindicales y su voluntad revolucionaria- iba a provocar la puesta de marcha de una operación concebida desde el Gobierno para aislarla y destruirla.

La actitud de la CNT ante las elecciones sindicales fue rotunda: "volver a unas elecciones sindicales con cargos a fecha fija es volver al propio verticalismo... y es dejar a la clase obrera de nuevo, imposibilitada de asumir sus responsabilidades para caminar a una concienciación y emancipación"141. Esa misma decisión de no tomar parte en esas elecciones se tomó en todas las asambleas locales y así se defendió en un mitin celebrado en Elda, donde Carlos Martínez atacó, con otros oradores locales, también al pacto social y a las elecciones municipales142. Según la CNT, la empresa era el núcleo básico de la acción sindical y los comités de empresa debían de tener

138        CNT-AIT, Servicio de Documentación. Nº 12. Ante el Pacto de la Moncloa. Diciembre 1977.    Puede verse también un Comunicado del Comité Nacional, fechado en Madrid el 27-XI-1977 (Archivo de la Democracia).
139         Ciudad, 26-XI-1977, Información y La Verdad, 23-X-1977, y La Verdad, 15-XII-1977.
140         Información, 13-X-1977.
141        Así se acordó en una asamblea celebrada en Alcoi (Información, 19-X-1977). Véase también Información y Ciudad, 8-XII-1977. Veáse José Elizalde, "La CNT ante las actuales elecciones sindicales", en El País, 25-I-1978.



como única función coordinar las distintas secciones y ser portavoz de los acuerdos de los trabajadores143.

Una labor en que se hizo mucho hincapié también durante este último trimestre de 1977 fue la reclamación del patrimonio sindical144: la CNT ocupó sus antiguos locales en Alcoy -el Hogar del Productor-, en Alicante -la antigua Casa del Pueblo, entonces Educación y Descanso- y en Elda -los locales de la AISS-, aunque también disponía de documentación sobre otros locales propios en Villajoyosa, La Nucía y la partida de Babel, en Alicante145. En la ocupación de la Casa del Pueblo alicantina colaboraron CNT y UGT146, y en la de Elda -donde se reivindicaba el antiguo local de la Sociedad Obrera "La Racional"- hubo algunos incidentes con las fuerzas de Orden Público, que la CNT denunció al alcalde de la ciudad147, quien hizo algunas gestiones para una entrevista con el Gobernador Civil sobre el patrimonio sindical, a la que se negó Duato, según la versión de la CNT, aunque, según el alcalde, el Gobernador simplemente había pedido que se le enviasen por escrito esas reivindicaciones148.

Finalmente, tal vez la actividad más llamativa de la CNT fuese la organización, en noviembre, de una Semana de Solidaridad con el preso social149, con la colaboración del Club de Amigos de la UNESCO de Alicante. En una rueda de prensa celebrada el 26 de octubre, el Comité Pro-Presos de Alicante explicó el significado de la Coordinadora de Presos Españoles en Lucha (COPEL) y anunció el programa de la Semana que incluía varias conferencias y una Exposición de trabajos manuales realizados en las cárceles y que pretendía "difundir los supuestos ideológicos de los grupos marginales e informar de sus luchas y solidarizarse con ellas". En la primera jornada hablaron Lydia Falcón, sobre "La situación de la mujer en las cárceles", que se podía calificar como un compendio de "miseria, explotación y abandono"; Fernando Carballo, sobre su experiencia en la cárcel de Alicante, Eliseo Bayo, que pidió la


143         La Verdad, 6-XII-1977. No sabemos qué relaciones tenía con la CNT, si existían, un denominado Partido Sindicalista sobre el cual emite la policía un informe al Gobierno Civil (11-XI-1977), que tendría entre 35 o 40 afiliados en la provincia y a cuyo frente estarían Pascual García Guillamón e Isabelo Sánchez Saavedra, que se decían seguidores de la línea ideológica de Ángel Pestaña y eran todos de avanzada edad.
144         Sobre esta cuestión, "La CNT ante el patrimonio sindical de la CNS no perteneciente a las centrales sindicales históricas".
145         Reclamaban aquí un solar de 23.500 metros cuadrados, que fue durante la guerra fábrica  de conservas (Informe colectivo, 1994).
146         La Verdad e Información, 30-X-1977.
147         Información y La Verdad, 6-XI-1977, Valle de Elda, 12-XI-1977, e Información, 10-XI-1977.
148         Información, 10-XI-1977.
149         En julio aparecieron en el Castillo de Santa Bárbara de Alicante unas pintadas con el anagrama libertario y la leyenda “Presos a casa” (La Verdad, 26-VII-1977).



excarcelación de todos los presos sociales y la dimisión de todos cuantos habían tenido cargos en la Administración de Justicia en la dictadura, y Carlos García Valdés150. Unos actos similares se llevaron a cabo en Elche, montándose la Exposición en la librería "All i Truc": además, Carballo habló sobre el preso social y el grupo teatral La Carátula preparó un montaje colectivo titulado "Propuesta teatral para un debate sobre el preso social"151. Finalmente, con motivo de la Navidad, la CNT convocó una concentración ante la cárcel de Alicante, en solidaridad con los presos sociales, a los que entregó comida y turrón: poco después, se producía un motín en la cárcel alicantina y la CNT realizó gestiones para que los familiares pudiesen visitar a los presos heridos en los incidentes152.

La campaña contra la CNT

En enero de 1978 continuaron las actividades de las distintas Federaciones de la CNT de la provincia de Alicante. En Elche, se denunció el retraso en la puesta en funcionamiento de la Residencia de la Seguridad Social153; en Elda, se planteó el problema del despido de militantes y se convocó una reunión con las demás centrales sindicales -que no asistieron- para tratar del papel del Movimiento Asambleario en el convenio del calzado154. En Cocentaina, se recuperó la biblioteca de la CNT que había permanecido en el exilio155. En Alcoy, hubo un pleno comarcal, al que asistieron representantes de Muro, Cocentaina, Bañeres, Ibi y Alcoy, que acordó la abstención activa ante las elecciones sindicales, aunque no hubo unanimidad al respecto156. Es más, poco después dimitía el presidente de la Federación Textil, Vicente Oviedo Samper, por considerar poco democrática esa decisión en torno al boicot a las elecciones, que consideraba un error, como se habría demostrado en las anteriores elecciones157. Y en Altea quedó organizada la comarcal de la Marina Baixa, con delegaciones directas de Callosa d'Ensarriá, Altea y Benidorm y la adhesión de Calpe y Villajoyosa: se eligió Altea como sede del comité -pues allí residía el principal impulsor del renacimiento libertario, el veterano Conrado Lizcano- y se trazó un plan de actuación, que incluía la reivindicación de los locales que la CNT había poseído en La

150         Canfali, 28 y 30-X y 18-XI-1977, La Verdad, 1-XI-1977, Información, 18-XI-1977.
151         Información, 2-XII-1977, y La Verdad, 1 y 6-XII-1977.
152         La Verdad, 23, 27 y 31-XII-1977, e Información, 27-XII-1977.
153         La Verdad, 4-I-1978.
154         La Verdad, 4. 12 y 31-I-1978, e Información, 31-I-1978.
155         Información, 13-I-1978.
156         Ciudad, 10-I-1978, e Información, 11-I-1978.

Nucía158. Poco después, aparecía el número 4 de Altea Obrera -que daba cuenta de la creación de la Biblioteca "Libre Pensar"- y se celebraba una reunión del comité ampliado en Benidorm, para apoyar la consolidación allí de la organización libertaria. También se constituyó en Altea la Agrupación local de Juventudes Libertarias con asistencia de un grupo de chicos y chicas que debatieron sobre "los problemas de la sexología, la familia, la autoridad, la contracultura, la enseñanza racionalista, el teatro libre y el naturismo"159. Poco después, se conseguía la reconstitución de la Federación local de La Nucía, en un acto al que asistieron compañeros de Altea y Callosa160.

Sin embargo, además de esta actividad organizativa, la CNT seguía oponiéndose a los Pactos de la Moncloa y a las elecciones sindicales. En cuanto a los Pactos, la CNT mostró una vez más su oposición y llamó a todos los trabajadores a manifestarse contra ellos, prueba de reformismo, como las elecciones sindicales mismas161: como decía la CNT de Elda, había que luchar contra los Pactos, "madre de las elecciones sindicales", contra los partidos y sindicatos que los apoyaban y, en definitiva, "contra el reformismo sindical que lleva a la clase trabajadora, frenando sus luchas, a una nueva forma de explotación capitalista con aspectos democráticos"162. Subrayaban, en su campaña contra las elecciones -con ruedas de prensa en Alcoy, Elda y Alicante-, que votar listas cerradas era "votar al verticalismo", se negaban a reconocer el resultado de las urnas, criticaban la postura de las demás sindicatos y reivindicaban el papel de las asambleas que "son la auténtica democracia por su participación directa"163.

El  sindicato  libertario  tuvo  que  afrontar  desde  comienzos  de  1978  las consecuencias del  incendio del "Scala" en Barcelona, en el que murieron cuatro trabajadores. Este atentado fue atribuido desde el Gobierno a la CNT y al movimiento libertario en general, en especial a la FAI, que publicó un panfleto ("A todos los trabajadores, a todos los anarco-sindicalistas. A todos los anarquistas") en que denunciaba la operación gubernamental -que atribuían a Martín Villa- para desacreditar a la CNT en general y a la FAI, "columna vertebral de los anarcosindicalistas de la

157 Ciudad, 12, 15 y 17-I-1978.
158         Altea Obrera, nº 4, y Canfali, 13-I-1978.
159         Canfali, 30-XII-1977, 13 y 20-I-1978, y Altea Obrera, nº 4.
160         La Verdad, 4-II-1978, y Canfali, 10-II-1978.
161         Al respecto, véase una nota de Celedonio Aparisi, en Información, 13-I-1978, explicando los motivos por los que la CNT estaba en contra de las elecciones sindicales, que pretendían, en su opinión, manipular políticamente a los trabajadores.
162         La Verdad, 29-I-1978.
163         Información y La Verdad, 15-I-1978, Ciudad, 24-I-1978..

CNT", en particular. El atentado del Scala estuvo plagado de puntos oscuros164 y en él, sin duda, intervinieron agentes provocadores, en especial Joaquín Gambín165: fue el punto culminante de una campaña para impedir el auge que estaba tomando la CNT en toda España, a pesar de los problemas internos existentes, que enfrentaban, sobre todo, a viejos militantes del sindicato y a jóvenes libertarios. No en vano Martín Villa había tenido también, como delegado de la CNS en Barcelona, contactos con sectores de la CNT dispuestos a colaborar con el régimen franquista: para muchos cenetistas, se trataba de presentar una visión de la CNT dividida entre reformistas colaboradores con el sistema -entre los que estaba, por ejemplo, Diego Abad de Santillán, militante de la FAI, por otro lado- y jóvenes violentos y radicales -FAI y Juventudes Libertarias-, obviando la existencia de una gran mayoría de anarcosindicalistas166.

En  la  provincia  de  Alicante,  ante  la  noticia  del  atentado,  las  distintas organizaciones se apresuraron a desmarcarse del mismo: en Elda, se repudió el hecho, se negó que la FAI fuese -como afirmaba la Dirección General de Seguridad- el "brazo armado" de la CNT, pero se admitió que "en CNT pueden estar afiliados ciertos grupos que nada tienen que ver con el anarcosindicalismo y que tienen por consigna lanzar a la opinión pública una mala imagen de la CNT"167. En Pego, repartió la CNT numerosos  panfletos  negando  la participación  del  sindicato  en  el  atentado  y  la Federación local de Alcoy, por su parte, pidió el esclarecimiento de los hechos, aseguró que en la mente de los cenetistas no tenía cabida la violencia, sino la solidaridad, la autogestión y el apoyo mutuo, pero admitió que en el seno de la CNT pudiese haber provocadores, cosa que también admitía el Comité Nacional, que advirtió a la organización contra esas provocaciones, "incluidas aquellas que pudieran efectuarse por elementos turbios en la frontera de la propia organización", en referencia a grupos autónomos que actuaban al margen de las normas orgánicas de la CNT168. El Comité Regional del País Valencià hizo constar en un manifiesto que "no


164         Puede verse el reportaje de Xavier Vinader en Primera Plana, enero-1978. También el folleto editado por la FAI, “Amnistía total!!!”.
165         Poco  después,  Gambín  ingresó  en  la  cárcel  de  Alicante,  acusado  de  estafa  (Informe colectivo.1994).
166         Sobre el caso Scala y posteriores detenciones, pueden verse Comité Nacional de la CNT, Dossier Scala. Octubre de 1980, y En relación con el caso Scala. Nueva ofensiva policíaca contra la CNT y el
MLE, octubre-noviembre 1980.
167         “Somos obreros, no terroristas”, en La Verdad, 20-I-1978. Véase también Información, 19-I-1978.
168         Ciudad, 21-I-1978, e Información, 22-I-1978. También la CNT de la Marina Alta se desmarcó del atentado contra el Scala (Canfali Marina Alta, 29-I-1978). tenemos como organización nada que ver con este tipo de sucesos" y denunció la manipulación informativa llevada a cabo por TVE169

En febrero de 1978, continuaron los problemas de conjunto de la CNT, que eran analizados en un número especial de la revista Saida, donde se constataba el "espectacular resurgimiento" de la CNT, pero también los problemas internos existentes y el "desprestigio sistemático" a que le sometían los medios de comunicación. Estaban enfrentados en la CNT dos bloques, el sindicalista y el libertario, contando éste último con un variado panorama: Ateneos Libertarios, colectivos de barrio, Mujeres Libres, FAI, Juventudes Libertarias, COPEL, etc. Pese a las diferencias existentes, había un cierto consenso en el seno de la CNT y en el MLE en general para "apoyar todos aquellos movimientos que se salen de los marcos de lucha  tradicionales"170. Por otro lado, en ese mismo mes, el Comité Nacional de la CNT advirtió que la revista Bicicleta –que, como Ajoblanco o La Alfalfa, era de inspiración libertaria- no tenía ninguna vinculación con la central sindical. Bicicleta tenía alguna influencia en la provincia de Alicante y paradójicamente, pese a lo radical de sus planteamientos, marchaba de la mano, en ocasiones, de grupos que proponían la participación en las elecciones sindicales171.


Colaboración y diferencias con otros sindicatos

Según Saida, la Regional valenciana contaba entonces con 15.000 afiliados. En la provincia de Alicante, se mantenía la labor organizativa y reivindicativa. En la capital continuó apareciendo la revista Barrio Libre, que se subtitulaba "portavoz del Grupo Libertario del Barrio Virgen del Remedio", mientras la CNT enviaba un comunicado oponiéndose a la privatización de los Medios de Comunicación Social del Estado y, en marzo, protestaba de la muerte de Agustín Rueda, en la cárcel de Carabanchel172. En Elda, hubo un incidente entre la CNT y La Verdad, al reproducir ésta una fuerte nota del sindicato libertario contra un magistrado de Trabajo, José Mira Conesa, al que se acusaba de parcialidad por el despido de Renacer Rodríguez: según La Verdad, dicha nota no reflejaba exactamente la realidad173. Por otro lado, el Sindicato de la Piel de la

169         CNT-AIT, Otro grave e impune ataque contra la CNT-AIT y el conjunto del Movimiento Libertario. Valencia, 19.-I-1978.
170         "Los anarquistas hoy", en Saida, nº 7, febrero de 1978.
171         Informe colectivo, 1994.
172         Información, 10-II-1978, y La Verdad, 19-III-1978.
173         La Verdad, 31-I y 3-II-1978.

CNT hizo pública su tabla reivindicativa ante el próximo convenio del calzado174, realmente maximalista, y si al principio, decidió mantenerse en la plataforma común con otras centrales, "mientras se reconozca el asamblearismo"175. posteriormente quedó al  margen del  convenio, por voluntad propia176. Por otro lado, y ante las posiciones patronales, la CNT mantenía una alternativa total al sistema: "no debe existir ningún apoyo a la economía de mercado (sistema capitalista), sino que los centros de trabajo se han de convertir en propiedad de los trabajadores, asumiendo el empresario la única función de coordinar la fabricación de acuerdo con las decisiones de todos los trabajadores"177.

Las diferencias con otros sindicatos, muy patentes en Elda y en Elche, se pusieron de relieve en otros muchos momentos: por ejemplo, a la hora de recordar la muerte de Teófilo del Valle, la CNT organizó en solitario un Homenaje en el lugar en que cayó muerto, mientras otros sindicatos y partidos lo hacían en el cementerio178. La CNT de Elda, por otro lado, organizó un amplio programa de conferencias para tratar de temas diversos -el paro, la CNT, el clandestinaje, los Pactos de la Moncloa, etc-, creó su Sindicato de la Enseñanza y protestó de la expulsión de un alumno del Instituto local por haber pintado el símbolo anarquista179. En Alcoy, también organizó la CNT un cursillo sobre sindicalismo180. En La Marina Alta, participó en las protestas contra la planta asfáltica de Pedreguer181, celebró en Denia un mitin con asistencia de Carlos Martínez, que recordó que la lucha de clases no se hacía con los votos, "sino con nuestros propios organismos"182 y sufrió la pérdida de uno de sus dirigentes históricos, José Pedro Bordes, que había sido encarcelado ya durante la Dictadura de Primo de Rivera y estuvo exiliado durante veinte años en Argelia183. En Elche, la CNT colaboró en actos en favor de la libertad de expresión, con ocasión del Consejo de Guerra contra Els Joglars184. En Aspe, se manifestó contra los planes urbanísticos, junto a otros partidos y sindicatos185. En Petrer, se creó la Federación local y en Jijona, se


174         La Verdad, 9-II-1978.
175         Información, 17-II y 3-III-1978.
176         La Verdad, 19-II-1978.
177         "El Sindicato CNT-AIT analiza la crisis del calzado", en Información, 31-III-1978.
178         La Verdad, 22-II-1978.
179         Información, 16-II y 19-III-1978, y La Verdad, 15-II y 1-III-1978.
180         Ciudad, 14-III-1978.
181         Canfali Marina Alta, 12 y 19-II-1978.
182         Canfali Marina Alta, 5-II-1978.  183 Canfali Marina Alta, 19-III-1978. 184 La Verdad, 12-III-1978.
185         La Verdad, 2-IV-1978.

adhirió la CNT a una manifestación de parados186. Pero tal vez la mayor actividad fue la que se llevó a cabo en La Marina Baixa: allí se celebró el 25 de febrero un Pleno comarcal, con asistencia de delegaciones de Calpe, Benidorm, Villajoyosa, Callosa, La Nucía y Altea, que decidió organizar actos de orientación y afirmación sindical187.

El rechazo de las elecciones sindicales

A pesar de la insistente propaganda de la CNT contra la participación en las elecciones sindicales188, hubo algunos sindicatos de Elche y Alcoy que intentaron, sin éxito, participar en las elecciones y fueron elegidos dos delegados bajo el marchamo de la CNT, que no consiguió saber los nombres de "estos supuestos cenetistas", ni las empresas por las que habían sido elegidos...189. La Federación local de Alicante había lanzado, en este sentido, un manifiesto exponiendo, una vez más, las razones para no acudir a esas elecciones190: se quería, con las elecciones, sustituir el sindicalismo de clase por el sindicalismo de empresa, la autogestión y la libertad sindical por la normativa jurídica. Por otro lado, el Pleno regional celebrado en abril de 1978 asumió que las secciones sindicales eran “los únicos interlocutores válidos en todos los problemas que afecten únicamente a sus afiliados y a los que, sin tener afiliación, así lo soliciten a la sección" y eran "el centro de realización de las acciones acordadas por sl sindicato"191. Por otro lado, en junio de 1978, la CNT se opuso a la Ley de Acción Sindical, acusando a la patronal y a UCD, con la colaboración de "centrales muy responsables", de querer destruir los sindicatos e imponer los comités de empresa -"los jurados de empresa en el franquismo"- como únicos interlocutores legales192.

Seguía la actividad de la CNT, aunque no siempre se reflejaba en la opinión pública, debido a las reticencias tradicionales de los libertarios ante los contactos con el Estado: muchos sindicatos funcionaban sin haberse legalizado formalmente, lo que supondría, posteriormente, problemas internos a la hora de establecer las auténticas cifras de militantes. Ya en abril de 1978, el Pleno Nacional advirtió que las cotizaciones no llegaban con regularidad, poniendo en peligro la continuidad de su periódico CNT. Una de las organizaciones más activas de la CNT alicantina era la comarcal de la

186         La Verdad, 2-III-1978.
187         Canfali, 3-III-1978, y La Verdad, 4-III-1978..
188         Con razones que se resumían en el folleto "Por qué decimos no a las elecciones sindicales", que se repartió profusamente.
189         Informe colectivo, 1994.
190         CNT, La Federación local de Alicante ante las elecciones sindicales.
191         Informe colectivo. 1994.

Marina Alta, con Federaciones de Obreros del Campo y de la Pesca, pero también funcionaban con regularidad la comarcal de La Marina Baixa y las Federaciones locales de Alcoy, Elche, Elda y Alicante. En Elche, se constituyó en abril el Sindicato Textil y se elaboró un manifiesto contra la central de Cofrentes193. En Alcoy, el Sindicato de Jubilados y Pensionistas protestó de la cuantía de las pensiones, la CNT tomó parte en el homenaje tributado a Evaristo Botella y otros caídos de la República, y Celedonio Aparisi hubo de salir al paso de ciertas acusaciones contra la CNT recordando  la  feroz  represión  sufrida  después  de  la  guerra  civil194.  En  Elda,  la
Federación  local  organizó  unos  cursillos  de  formación  sindical195.  En  Alicante,  el sindicato apoyó a los trabajadores de la Residencia, criticó la subida del billete de autobús y efectuó cambios en su dirección, de la que formaban parte José Valenzuela, Domingo Martín y Héctor García196. También tenemos referencia de alguna actividad cenetista en Aspe y en Ibi: aquí, la CNT abandonó una reunión de partidos y sindicatos al no aceptar la exclusión, propuesta por los demás, de un Sindicato Independiente, acusado de "amarillismo"197.
En cuanto a los sindicatos de oficio198, la CNT se mostró activa en los sectores de la Construcción, de Hostelería -en Benidorm-, del Calzado y del Campo: algunos sindicatos alicantinos aparecen representados en el II Pleno de la Federación Regional del sector, reunida en febrero en Sueca199: en el Pleno local celebrado en Alicante el 2- III-1978 para preparar el Pleno Regional se acordó constituir urgentemente las Federaciones Comarcales, formar "cuadros de defensa ideológica a nivel local", potenciar las secciones sindicales de empresa y favorecer las asambleas, organizar las corresponsalías de Fragua Social, colaborar con partidos políticos en "asuntos de trascendencia ciudadana" y siempre que fuesen éstos los que se adhirieran a la acción, etc200.

192         La Verdad, 7-VI-1978.
193         Información, 21-IV y 10-VI-1978.
194 Ciudad, 23-V, 15 y 22-VI-1978.
195         Información, 15-VI-1978
196         La Verdad, 1 y 2-VI-1978, e Información, 25-VI-1978. Véase el panfleto “CNT. Contra la subida del precio del transporte”.
197         La Verdad, 10.-VI-1978, e Información, 11-VI-1978.
198         Hay que tener en cuenta que, “reacios a cualquier contacto con el Estado”, muchos sindicatos de la CNT funcionaban sin estar registrados oficialmente ni legalizados (Informe colectivo. 1994).
199         La Verdad, 2-IV-1978, e Información, 25-V-1978. Véase “La CNT analiza la crisis del calzado”, en La Verdad, 6-IV-1978.
200         Actas del Pleno Extraordinario de la Federación Local de Alicante CNT-AIT, que suscribe como secretario Miguel Mauri (Archivo de la Democracia)

Por otro lado, siguió la reivindicación del patrimonio histórico201, como se hizo con ocasión del Primero de Mayo, fecha en que la CNT se manifestó, junto a las demás centrales en Alicante, Elche y Elda, pero en solitario en Alcoy y otros lugares, organizando además charlas y otros actos en La Nucía y Alcoy202. La CNT alcoyana pintó un mural en sus antiguos locales de la calle de San Vicente, que fueron de nuevo tomados simbólicamente.

Problemas internos en Alicante

En el verano de 1978 insistió la CNT en su rechazo de la Ley de Acción Sindical, considerada como una consecuencia de los Pactos de la Moncloa y del propósito de frenar a los trabajadores "para salvar al capitalismo": además, suponía, en opinión de los cenetistas, una legislación más restrictiva que la anterior203. En Alcoy, la Federación local decidió editar un boletín interno y se planteó el tema de la baja de los militantes que se habían presentado a las elecciones sindicales, aunque no se tomó ninguna decisión sobre la cuestión204: poco después, protestaba de una foto aparecida en Ciudad, en que el símbolo ácrata aparecía junto a una pintada que decía "¡Viva el porro!" y criticaba el consumo de drogas, en una nota de prensa205. En Elche, la CNT pidió, junto a otros partidos y sindicatos de izquierda, la libertad de José Félix Abad, acusado de haber colocado una bomba en la sede de Fuerza Nueva206. En la Marina Baixa, se celebró un Pleno comarcal en Benidorm, con delegados de La Nucía, Callosa d'En Sarriá, Benidorm, Villajoyosa y Altea, más una representación a título informativo de Calpe, que aprobó también la creación de un boletín y la organización de unas Jornadas Libertarias de la Marina Baixa207. En La Marina Alta, la CNT protestó de la represión por la Guardia Civil de unos actos republicanos208 y en el mes de septiembre consiguió un gran éxito sindical al movilizar a los pescadores de Denia, Villajoyosa y Calpe, que llegaron a   un acuerdo directo con la patronal, al margen del convenio

201         En el verano de 1978, la CNT –junto a otros sindicatos, como AOA, STEA, USO, SU y CSAI- protestó del reparto del patrimonio sindical, que en su opinión, primaba excesivamente a UGT y CCOO, que actuaban en el tema unilateralmente, sin contar con los demás sindicatos (Canfali, 13- VIII-1978).
202         Ciudad, 27-IV-1978, Información y La Verdad, 2-V-1978, y Canfali, 5-V-1978.
203         Información y La Verdad, 7-VII-1978. La CNT de Elda afirmaba que con esa Ley se pretendía convertir a los sindicatos en una especie de partidos políticos.
204         Ciudad, 4-VII-1978.
205         Ciudad, 5-VIII-1978.
206         La Verdad, 20-VIII-1978.
207         Canfali, 28-VII-1978.
208         Canfali Marina Alta, 13-VIII-1978.

provincial negociado por CCOO y UGT, tras una huelga que se prolongó del 25 de septiembre al 7 de octubre209.
En Alicante se daban, entre tanto, graves problemas internos: en un informe de Cascallana, de 8-VII-1978, se plantea el hecho de que la Federación local "lleve ya más de un año con la cifra irrisoria de 250 afiliados", a pesar de las circunstancias propicias al auge sindical. En su opinión, la causa estaba en el "cincopuntismo" y en el grupo "Solidaridad" que, a partir de sus planteamientos "autogestionarios, asamblearios, cristianos y paternalistas" habían tratado de destruir la forma tradicional de funcionamiento de la CNT y convertirla en una organización "integral", que abarcase todo tipo de problemas -ecologismo, presos sociales, marginados, problemas de los barrios, etc-, eliminando finalmente el sindicalismo en las empresas y potenciando, en cambio, los consejos y el asamblearismo. Ponía Cascallana ejemplos concretos relativos a esto último y su informe provocó un fuerte trastorno interno en la CNT alicantina, que obligó al autor del informe a reconocer sus errores, relacionados sobre todo con la presencia de "Solidaridad" en Alicante, cuando "el núcleo de la reconstrucción de la CNT en Alicante, Amanecer" rompió muy pronto sus relaciones con "Solidaridad".

Por otro lado, seguía la campaña de prensa contra la CNT y el movimiento libertario en general. El secretario general de la AIT, el alicantino José Muñoz Congost, había de desmentir la noticia publicada en la prensa nacional de que la AIT pensaba atentar contra García Valdés, Director General de Prisiones, reafirmando la postura de la AIT contra "la violencia individual y terrorista"210. Por otro lado, la CNT opinaba que "manos muy poderosas están empeñadas en estas campañas contra una central que no  acepta  pactos  políticos  ni  componendas  con  el  capitalismo,  que  se  dedica exclusivamente a la defensa de los derechos de los trabajadores y que tiene un historial revolucionario de sobra conocido"2 11.

En el último trimestre de 1978 disminuyen las noticias que aparecen en la prensa sobre actividades de la CNT. Se celebraron, en efecto, unas Jornadas Culturales en la Marina Baixa, con una charla de Idilio Lizcano sobre Ferrer Guardia, la proyección de La ciudad quemada y una conferencia del veterano Tomás Cano Ruiz,

209         Información, 26-IX-1978.
210La Verdad, 6-VIII-1978.
211         Canfali, 13-VIII-1978.

en Altea, "con una asistencia menor de la que se merecía este veterano libertario"212. Poco después, se presentaba la CNT en Benidorm, en un mitin en el que tomaron parte Conrado Lizcano, Manuel Martínez, el secretario del Comité Regional, Carlos Martínez -que insistió en que "nada tenemos que esperar de las Cortes, del senado ni de ningún organismo estatal"- y el secretario general de la CNT, Enrique Marcos, que definió a la CNT como "el brazo del movimiento libertario metido en el mundo del trabajo con clara finalidad revolucionaria"213. En Benidorm se crearon también las Juventudes Libertarias y se proyectaba organizar un Ateneo Libertario 214.

En Elda, la CNT organizó un coloquio, en diciembre, sobre "El pacto social y la libertad del trabajador" y participó en las primeras reuniones con las demás centrales sobre el convenio del calzado, protestando de inmediato por la propuesta de CCOO y UGT de que solamente estuviesen en la mesa negociadora los sindicatos que tuviesen un 10% de afiliados en el sector: ante ello, la Federación estatal de la Piel de la CNT se reunió en Elda para estudiar el convenio215. Asimismo, la CNT apoyó la huelga de la Construcción que se produjo en toda la provincia y lanzó un panfleto en que reproducía el convenio obtenido por el Sindicato Único de la Construcción de Sevilla en 1936, en el que se fijaba la jornada laboral de 36 horas semanales216. Para la Federación local de Alicante, en otro panfleto, se había dado en esa huelga "el mejor ejemplo de acción directa y conjunta que pedirse pueda" 217.

Lógicamente, la CNT propuso la abstención en el referéndum sobre la Constitución: su órgano oficial, CNT, publicó una edición especial en diciembre, donde pasaba revista a diversos aspectos insatisfactorios de la Constitución -en relación con la enseñanza, los aspectos laborales, la forma del Estado, el ejército, la economía, etc- y explicitaba las razones para la abstención: consagraba la Constitución "la sumisión de partidos y sindicatos al orden burgués y a su racionalidad económica"218. Aunque en algún caso también se dejó "en libertad para que cada uno actúe según su conciencia": por ejemplo, el Sindicato de Pensionistas y Jubilados de Alicante 219.

212         Canfali, 6-X-1978.
213         Canfali, 27-X-1978.
214         Canfali, 3-XI-1978.
215         La Verdad, 14 y 27-XII-1978, e Información, 14-XII-1978.
216         La Verdad, 24 y 28-IX-1978.
217         CNT, Las enseñanzas de una huelga.
218         CNT. Órgano de la Confederación Nacional del Trabajo. Abstención al referéndum. Diciembre 1978.
219         Acuerdos del Sindicato de Pensionistas y Jubilados de Alicante, de fecha 6-X-1978.

La CNT durante 1979

En los primeros meses de 1979, las diversas Federaciones locales decidieron organizar mítines que, además de servir de propaganda libertaria, permitiesen a los militantes tener información directa de las distintas posturas existentes en el seno de la CNT, que habrían de confrontarse en un Congreso a celebrar a final de ese año. Con anterioridad y posterioridad a esos mítines tenían lugar también debates internos. En Alicante, se entregaron los carnets a primeros de año220 y el 28 de enero tuvo lugar un importante mitin en el cine Calderón, con asistencia de unas mil personas: tomaron la palabra Conrado Lizcano, Carlos Martínez, Sebastián Puigvert -del Comité Nacional- y Juan Gómez Casas, que atacaron a los partidos y sindicatos de izquierda, al sistema electoral, basado en el despilfarro, y a los comités de empresa, mientras recordaban la gloriosa historia libertaria y, en concreto, las colectivizaciones llevadas a cabo en la guerra civil. Aunque estaba anunciada su presencia, no acudió Federica Montseny221.

En Elche, el Sindicato de la Piel y el Calzado mantuvo cierta actividad ante el convenio del sector, para el que defendía las asambleas decisorias, ya que si se exigía tener un 10% de afiliación para participar en las deliberaciones del convenio, un 35% de los trabajadores, no afiliados a ningún sindicato, se quedarían sin representación222: los libertarios de Elda y Elche mostraron su indignación por ser marginados del convenio y rechazaron el acuerdo sobre los incentivos223. En Elda, además, se organizó una escuela de cultura general para militantes, a partir de los métodos racionalistas224. En Alcoy, la CNT se mantuvo al margen de las huelgas convocadas en el textil y el metal, por considerarlas planteadas por motivos políticos y electoralistas: no estaban de acuerdo, por otro lado, con que se discutiesen los convenios en el ámbito estatal, a distancia de los trabajadores, lejos de la base y sin información 225.

Con motivo del Primero de Mayo de 1979, la CNT convocó una manifestación al margen de las demás centrales en Alcoy -donde apenas siguieron su llamamiento entre 30 y 50 personas- y en Alicante, donde planteó, una vez más, la recuperación de su local histórico y procedió a la ocupación, con UGT, de la antigua Casa del Pueblo. En la manifestación del Primero de Mayo se produjeron algunos incidentes, hubo

220         La Verdad, 9-I-1979.
221         La Verdad, 26 y 30-I-1979, Información, 30-I-1979 y Canfali, 2-II-1979.
222         La Verdad, 14-I-1979. La plataforma reivindicativa de CNT en el calzado puede verse en La Verdad,
10-II-1979.
223         Información, 4 y 14-II-1979.
224         Información, 1-II-1979, y La Verdad, 2-II.1979.
225         Ciudad y La Verdad, 6 y 8-II-1979, La Verdad, 9-III-1979, e Información y Ciudad, 17-III-1979.

detenidos en Elche y en Alicante, y unas 300 personas -al terminar la manifestación que organizaron CNT y USO- acudieron al Gobierno Civil para pedir su libertad. En Denia se celebró la fecha con un mitin en el que intervino Carlos Martínez y en Pego - donde se volvía a conmemorar la fecha, después de muchos años- hubo una charla de Conrado Lizcano, en un acto conjunto de UGT y CNT 226.
Posteriormente, siguieron las actividades: proyecciones de cine en el Ateneo Libertario de Elda -con "La ciudad quemada" y "Un pueblo en armas"-227, reclamación - con aportación de las pruebas documentales de la propiedad- del patrimonio histórico en Elda y otras ciudades228, y apoyo en Alcoy al Día Mundial Anticuclear229. La muerte, a finales de junio, del cenetista valenciano Valentín González, como consecuencia de una carga policial, provocó numerosas protestas y dos manifestaciones en Elche y en Alcoy, con la colaboración de AOA, la CSUT y USO, que no contaron con mucha asistencia y fueron disueltas por la policía, que en Alcoy detuvo a cuatro manifestantes230. Entre tanto, continuaban las detenciones de militantes, el apoyo a los presos sociales231 y los problemas internos: en un Pleno de Regionales celebrado en Madrid, en febrero, se presentaron dos delegaciones del País Valenciano, siendo rechazada una de ellas, que encabezaba Juan Ferrer, acusada de "trostkista". Como dice Gómez Casas, en esos meses "los conflictos internos habían paralizado en la práctica a la CNT". Había también problemas con los anarquistas exiliados y en otro Pleno, reunido en Madrid en abril, se acordó disolver la organización de la CNT en el exilio -que pasaría a llamarse CNT del exterior- y publicar, de cara al Congreso, la revista Debate Confederal.

En la segunda mitad de 1979, la actividad cenetista fue más bien escasa en la provincia de Alicante, con la salvedad de la campaña contra el Estatuto de los Trabajadores y la preparación del Vº Congreso Confederal. En Elda, el magistrado Luis Paricio condenó a Diego Sánchez, delegado de la CNT, y al periodista Mira Candel, de La Verdad, por una nota en que se acusaba a Magistratura de Trabajo de haber dictado una sentencia injusta en el juicio por despido de Renacer Rodriguez y de estar

226         Ciudad, 1-V-1979, Información y La Verdad, 2-V-1979, y Canfali Marina Alta, 6 y 13-V-1979.
227         Información, 11-V-1979.
228         Información y La Verdad, 28-IV y 29-V-1979.
229         Ciudad, 2-VI-1979.
230         Información y La Verdad, 1-VII-1979.
231         CNT-AIT, ¡Basta!. Enero de 1979. Véase también el folleto editado por la FIJL y el Comité Pro Presos de la CNT titulado “Dossier represión”.

al servicio de la patronal232. En septiembre, se organizó allí un mitin -al que no pudo asistir Federica Montseny, enferma-, con participación de León Onrubia, García Rúa, Renacer Rodríguez, Juan Ferrer y Carlos Martínez, quienes, ante más de 500 personas, hablaron del paro y la congelación salarial, atacaron a las demás centrales - molestos por unas declaraciones de Camacho según las cuales los cenetistas habían estado "bajo las piedras" durante el franquismo- y recordaron torturas y persecuciones233. Federica Montseny sí que había podido intervenir poco antes en un mitin celebrado en Denia, en la Casa de la Cultura, en el que tomaron parte Juan Ferrer y José Muñoz Congost: el primero afirmó que "los hijos de los franquistas, apoyados por los demócratas tradicionales están haciendo leyes represivas", Muñoz Congost disertó sobre la AIT y Federica Montseny habló del aborto, de la pedagogía racionalista y del papel de la Iglesia en la sociedad española, y acusó al socialismo y al eurocomunismo de haberse convertido, gracias a la colaboración de clase, en lacayos del capitalismo234.

Junto a esas actividades más relevantes, hubo otras: en Elda se organizaron charlas y debates sobre temas como el aborto y el divorcio, a cargo de militantes de "Mujeres Libres", de Valencia235; en Alicante hubo otras charlas sobre  formación laboral y diversos temas236; en Alcoy, se constató la escasa participación de los trabajadores en la resolución de sus propio problemas, llegando a pedir al semanario local Ciudad que crease una página sindical para paliar esa situación237. En Benidorm se dio una charla sobre la objeción de conciencia238. Y en Calpe se creó el Sindicato de Oficios Varios, en octubre239. En cuanto al Estatuto de los Trabajadores, el rechazo fue total, pues se pensaba que su objetivo era "borrar las conquistas obreras realizadas en años de organización clandestina, represión y lucha". Se publicaron diversos folletos y panfletos sobre el tema y se insistió en que el Estatuto era un paso más en el camino hacia el pacto social iniciado con los Pactos de la Moncloa: la CNT atacaba al gobierno de la UCD, servidora de los intereses del capital con la connivencia de partidos y


232         La Verdad, 13-VII-1979.
233         La Verdad e Información, 2-X-1979.
234         Información, 17-VII-1979 y Canfali Marina Alta, 23-VII-1979. Este periódico publicó una entrevista con Federica Montseny el 22-VII-1979.
235         Información, 25-X-1979, y La Verdad, 26-X-1979.
236         Información, 14-VII-1979, y La Verdad, 15-VII y 1-XI_1979.
237         Ciudad, 17-XI-1979.
238         Canfali, 20-VII-1979.
239         Canfali Marina Alta, 2-XI-1979. También en Elche estaba organizado el Sindicato de Oficios Varios. sindicatos de izquierda: "Si no queremos seguir perdiendo derechos, si queremos conquistar la libertad para nuestros Sindicatos, si queremos defender nuestra dignidad obrera, no hay más remedio que movilizarnos y bien contra el Estatuto, manifestando nuestra repulsa de todas las formas posibles"240.

Comienza la escisión

El Vº Congreso de la CNT comenzó en Madrid el 8 de diciembre de 1979. Antes, en la provincia de Alicante -como en el resto de España- se habían producido asambleas, debates y tomas de posición ante un Congreso que no se había reunido desde 1936 y que, para algunos, iba a ser "un revulsivo eficaz" para poner en movimiento a un pueblo "que nunca halló en las propuestas reformistas, en las dictaduras  ni  en  las  democracias  burguesas  la  solución  a  los  graves  problemas sociales, viejos como su historia"241. Para el órgano de la FAI valenciana, Nosotros, el Congreso tenía que demostrar que, si bien la CNT no era un bloque monolítico, podía defender "su propia esencia anarcosindicalista, ratificada Congreso tras Congreso"242. Pero eran numerosas y muy enfrentadas las corrientes internas: anarcocomunistas, con peso en Euzkadi y Askatasuna como órgano de expresión, los asambleistas o "consejistas" que se manifestaban desde la revista Bicicleta, los ex-miembros del grupo Solidaridad, los antiguos "cincopuntistas" y reformistas, los "paralelos" o integrantes del grupo "Liberación", y un largo etcétera. Hubo expulsiones y creación de organizaciones paralelas, en un ambiente de crispación que culminó en el citado Vº Congreso. En las ponencias se discutieron temas muy diversos -"Anarcosindicalismo: definición y práctica”, "Concepto federal del comunismo libertario", "Principios, tácticas y finalidades", "Paro", "La CNT ante los presos", "Normativa orgánica", etc- y, en definitiva, se ratificaron el carácter anarcosindicalista de la CNT y los acuerdos tomados en Zaragoza en 1936: rechazo de las elecciones sindicales y de los comités de empresa, defensa de la negociación directa, etc243. Pero el día 13 de diciembre, un grupo de 53 de los más de 500 delegados asistentes solicitó la suspensión hasta abril del  Congreso,  alegando  haber  sufrido  amenazas  violentas  y  no  haberse  podido

240         CNT-AIT, Estatuto de los Trabajadores, en que se iba comentando el texto del Estatuto y señalando sus defectos; CNT-AIT, No al Estatuto del Trabajador. Libertad Sindical; y CNT-AIT, A todos los trabajadores
241         Conrado Lizcano, en Canfali, 7-XII-1979.
242         Nosotros, nº 3, XI-1979.

expresar con libertad. El Congreso no accedió a esa suspensión y los que así lo habían solicitado se retiraron del Congreso, que continuó tratando otros temas importantes - prensa y propaganda, formación de militantes, etc-, sin la necesaria tranquilidad244.

En definitiva, hubo el esperable enfrentamiento entre quienes consideraban que la CNT era una organización integral y quienes la consideraban sólo una organización sindical revolucionaria. Fue elegida una nueva ejecutiva, cuyo secretario general era José Bondía, que contó con el apoyo de los exiliados y de las Federaciones de Madrid, Asturias y Andalucía. De la provincia de Alicante estuvieron representados en el Congreso los sindicatos de Oficios Varios de Ibi, Denia, Calpe, Alicante, Elda y Villena, Pensionistas y Jubilados de Alicante, Piel de Elda y Elche y Hostelería de Benidorm 245.

Para la CNT, el Vº Congreso había sido una ocasión para reafirmar tácticas, principios y finalidades, eminentemente libertarios 246.

Quienes habían abandonado el Congreso fueron -jaleados por la prensa- los que "sentaron las bases de la futura escisión", según Gómez Casas. Lo cierto es que constituyeron de inmediato una "comisión impugnadora del Vº Congreso" y acabaron por convocar un Congreso extraordinario, que se celebraría en Valencia, en junio de 1980, y que consagraría la escisión. En la provincia de Alicante, esta primera escisión, consecuencia del Vº Congreso, afectó a la Federación local de Pego, algunos sindicatos de Alcoy, la Federación local de Elche y algunas Federaciones locales de la Marina Baixa, si bien éstas últimas acabaron por reintegrarse a la CNT. En la ciudad de Alicante se desvinculó de la organización un grupo de militantes pertenecientes a varios sindicatos, encabezado por Domingo Martín, que constituyó el Sindicato Autónomo de Trabajadores CNT, que acabó por volver también a la CNT, salvo Domingo Martín -que pasó a ocupar un cargo técnico y de confianza en la Consellería de  Obras  Públicas,  junto  al  socialista  García  Miralles247-  y  algunos  militantes  de Telefónica, mientras otros sindicatos quedaban disueltos. En marzo apareció en la prensa una nota del sector de la CNT alcoyana que había rechazado los acuerdos del

243         Como folleto se publicó un Resumen e resoluciones del Vº Congreso CNT-AIT. Y en 1980, el Comité Regional de Catalunya publicó las Resoluciones del Vº Congreso Confederal como “Alternativas sindicales de la CNT”.
244         Sobre el Congreso puede verse la edición especial de CNT, que salió diariamente durante el Congreso.
245         CNT, 9-XII-1979.
246         Solidaridad Obrera, nº 58, primera quincena de enero de 1980.
247         La actitud de Domingo Martín fue muy criticada en Fragua Social ("La millor terreta del mon"), en junio de 1978: se dice también en este artículo que se había disuelto el Sindicato de Artes Gráficas, pasando los restos del mismo a Oficios Varios, y que el Sindicato de Banca estaba en paradero desconocido y el de Energía nunca llegó a constituirse como tal.

Vº Congreso, asegurando que en Alcoy eran mayoritarios y que se habían repartido con el "otro grupo" el patrimonio 248.

Antonio Balibrea, en abril, trazaba un panorama de la situación: el sector "oficial" dominaba en San Vicente del Raspeig, en varias ramas de Alicante y en algún sindicato de Alcoy, mientras el sector contrario a las tesis del Vº Congreso -y que decía rechazar la influencia de la FAI y de los veteranos del exilio en la CNT- tenía una fuerte implantación en Alcoy y en Elche estaba prácticamente al cincuenta por ciento con el otro sector249. Los "escindidos" no habían, sin embargo, participado en el Pleno de Regionales celebrado en Zaragoza, en marzo, que decidió convocar un nuevo Congreso, declarando "ajenos a la CNT a todos aquellos que con sus manipulaciones de grupo han vulnerado los estatutos y los principios libertarios de la CNT"250.
En ese ambiente, las actividades eran muy escasas: en Elda el sindicato ocupó en marzo los locales de la AISS; en San Vicente ocupó, en dos ocasiones, los locales de la Cámara Agrícola-, y en Alcoy, Alicante y otras localidades se hicieron diversas gestiones para la recuperación del patrimonio histórico251; en Alcoy, se anunció que la CNT no participaría en las negociaciones del Textil, porque no tenían representatividad, al no haberse presentado a las elecciones sindicales252; en Elda y Elche se presentó  la  plataforma reivindicativa de la CNT sobre el calzado, cuyo convenio se criticó, por considerar que había sido firmado a espaldas de los trabajadores253; en La Marina Alta se salió en defensa de algunos despedidos por la huelga de la Construcción, atacando de paso a CCOO254 y reconociendo, al propio tiempo, que no se tenía una gran actividad, más allá de lo puramente vegetativo y del envío de algún comunicado a la prensa255: únicamente mostraba alguna fuerza el Sindicato de Pesca256.

En enero de 1980 se celebró en Alcoy una charla de Francesc Boldrá, del Comité Nacional de la CNT, sobre "La CNT y el movimiento obrero en la actualidad":

248         Ciudad, 27-III-1980.
249         La Verdad, 23-IV-1980.
250         CNT-AIT, Declaración de principios, adoptada por unanimidad en el Pleno Nacional de Regionales, celebrado en Zaragoza los días 1 y 2 de marzo de 1980.
251         La Verdad, 25-III-1980, Información, 25-III y 22-IV-1980, Ciudad, 3-V-1980. Véase también la octavilla lanzada por la CNT-AIT, Por qué la CNT ocupa los locales de la AISS.
252         La Verdad, 13-I-1980.
253         Información y La Verdad, 3-II y 10-IV-1980.
254         Canfali Marina Alta, 27-I-1980.
255         Canfali Marina Alta, 27-I y 10-II-1980, contra el Acuerdo Marco.
256         Nota en Canfali Marina Alta, 25-V-1980. El local de la CNT en Dènia se encontraba en la calle Diana, 2. Véase la hoja “CNT con los pescadores” (Archivo de la Democracia).

para el conferenciante, el Estatuto de los Trabajadores, los Pactos de la Moncloa y el Acuerdo Marco eran intentos de aplicar a España el modelo sindical europeo, en el que los aparatos sindicales controlaban las reivindicaciones de los trabajadores257. Se anunció igualmente una "I Jornada Libertaria" en San Vicente, para el 20 de abril, que había de contar con actuaciones musicales y un mitin con José Bondía, secretario general de la CNT, el catedrático de la Universidad de Granada García Rúa y Federica Montseny 258. Los mismos oradores estuvieron poco después en Alcoy, en la Plaza Mayor: asistió un "grupo numeroso de gente", se atacó a los demás sindicatos y se defendió la acción directa: con estos mítines se intentaba paliar los efectos de la escisión259. En cuanto a las manifestaciones del Primero de Mayo, se hizo entonces más patente la división en el seno de la CNT, que en algunos lugares marchó junto a UGT y CCOO, pero en otros se manifestó aparte, porque los "escindidos" lo hacían junto a las demás centrales: el Comité Regional de la CNT lanzó un Manifiesto ante el Primero de Mayo recordando sus posiciones ya conocidas sobre la fecha y apostando por un sindicato "al servicio de toda la clase obrera, sin cortapisas, sin dirigismos ni burocracias ni intereses de partido"260. Las reivindicaciones presentadas por CNT en esta fecha eran: libertad sindical -sin elecciones, con el reconocimiento de las Secciones Sindicales y los Sindicatos como únicos interlocutores válidos de la clase trabajadores-, derogación del Estatuto del Trabajador, rechazo del Acuerdo Marco Interconfederal, rechazo de la Ley reguladora de la Huelga, lucha eficaz contra el paro y devolución del Patrimonio histórico y acumulado. Además, había otras dos reivindicaciones sociales: "No a la energía nuclear. Legalización del aborto"261.

Los Sindicatos Únicos

En junio reapareció la revista Alcoi Confederal, publicada ahora por los Sindicatos Únicos alcoyanos, que, en su segundo número, alertaba sobre la reducción de puestos de trabajo en el sector del Metal262. En una asamblea celebrada en Alicante, los "oficialistas", agrupados en la Federación Local, constataron la voluntad de disidencia de los compañeros del Sindicato de Oficios Varios -que también había

257         La Verdad, 23-I.-1980.
258         La Verdad, 18-IV-1980, e Información, 22-IV-1980.
259         Información, 17 y 20-V-1980.
260         Canfali Marina Alta, 27-IV-1980, Ciudad, 1-V-1980, Información y La Verdad, 2-V-1980.
261         CNT-AIT, 1886. Primero de Mayo. 1980. Jornada Internacional de Lucha Obrera.
262         Ciudad, 10-VI y 12-VII-1980.

impugnado el Vº Congreso-, que no acudían ya a las asambleas263. Ya en julio, saltó a la prensa la primera polémica entre ambos sectores, con graves acusaciones mutuas: los "escindidos" adoptaron la denominación de "Sindicatos Únicos", de gran tradición libertaria, y su más destacado dirigente era el alcoyano Celedonio Aparisi, que había presentado la petición de  legalización  de la  CNT,  años atrás264;  según  el sector "oficial", los "escindidos" tenían que haber acatado las conclusiones del Vº Congreso o haber             formado otro sindicato, y presentaron una denuncia contra ellos por "expropiación de siglas y robo"265.

Mientras tanto, el sector "escindido" convocó, en Valencia, un Congreso extraordinario de la CNT -en el que, entre otros sindicatos alicantinos, participaron Textil de Alcoy y Oficios Varios de Pego-. Se consagraba así la escisión, puesto que ambos bandos se arrogaban la auténtica representación de la esencias de la CNT. El Congreso de Valencia decidió mantener las siglas -aunque posteriormente, tras largos pleitos y contradictorias sentencias, habría de sustituirlas por las de CGT-, concluyó que la abstención en las elecciones había provocado el aislamiento, la criminalización y la progresiva disminución de afiliados de la CNT "por nuestra falta real de alternativa", por lo que era necesario "decir un sí táctico a las elecciones sindicales". No había más remedio que participar en la discusión de los convenios, porque en ese terreno era en el que se movilizaba la clase obrera y donde la CNT había de presentar sus alternativas. Otros acuerdos fueron potenciar las secciones sindicales en la empresa, la oposición al estatuto del Trabajador y aceptar pactos con "afines", pero no con los antiguos compañeros de la CNT-FAI 266.  Este sector eligió una nueva ejecutiva, cuyo secretario general era Carlos Martínez, y suponía, al principio, un 10% de los afiliados de Alicante y un 35% del conjunto del País Valenciano, pero iría creciendo a costa del sector "oficial".

Las diferencias entre ambos sectores quedarían pronto de manifiesto al ser convocadas las elecciones sindicales. A mediados de septiembre, los Sindicatos Únicos alcoyanos -si bien presentándose a la opinión pública como CNT- anunciaron su  propósito  de  presentarse  a  las  elecciones  para  "salir  del  aislamiento",  pero

263         Acta de la Asamblea de la Federación Local de Alicante, 7-VI-1980.
264         Más adelante, en marzo de 1981, Alcoi Confederal, la revista de los Sindicatos Únicos de Alcoi, publicaba en su primera página las actas de constitución de los sindicatos del Metal, el Textil y la Alimentación de la CNT que firmaban, entre otros, Celedonio Aparisi, Aurelio Urrea, Ramón Peiró Santonja y José Catalá Pla.
265         Información, 19 y 22-VII-1980, La Verdad, 22-VII-1980.
266         CNT, Acuerdos adoptados en el Congreso Extraordinario de Valencia, 25, 26 y 27 Julio.

limitándose a realizar una campaña informativa en las fábricas, para denunciar precisamente que esas elecciones eran una forma que tenía el gobierno de "encauzar el movimiento obrero": se trataba, pues, de un "sí táctico"267. La misma actitud tomaron los cenetistas seguidores del Congreso de València en Elche: aseguraban que con su participación en las elecciones pretendían "potenciar las decisiones de las asambleas y afianzar las secciones sindicales"268. Inmediatamente, desde la CNT-AIT se denunció esa postura y se reiteró la tradicional posición de abstencionismo de la CNT: se preguntó a los escindidos si también iban a presentarse a las elecciones municipales para "vaciarlas de contenido"269. La confusión era grande, porque ambos sectores se reclamaban representantes de la CNT tradicional y hablaban en su nombre. En Alcoi continuaron en octubre los enfrentamientos en panfletos, notas a la prensa, y hubo amenazas e incluso agresiones físicas270. En Elche predominaban los escindidos y en Elda y la Marina Alta, la CNT-AIT. Estos últimos se plantearon, incluso, la impugnación de las elecciones, en diciembre, porque consideraban que quienes habían participado en ellas con el nombre de la CNT habían usurpado estas siglas271.
Al margen de estos enfrentamientos internos, que tuvieron graves consecuencias para la CNT en su conjunto, se siguieron reivindicando los locales y sedes históricas: en Villajoyosa, el Ayuntamiento decidió devolver la antigua Casa del Pueblo a la CNT y a la UGT272. Y en Alicante, se presentó una documentación sobre la Casa del Pueblo, de la que la CNT se consideraba -con razón- copropietaria, con la UGT, puesto que muchas de las organizaciones obreras allí acogidas, a partir de 1917, pertenecían a la CNT273.

Por otra parte, algunos locales de la CNT fueron objeto de ataques: la sede de Elda fue asaltada por un grupo de desconocidos que destrozaron documentos, robaron material de oficina y pintaron cruces gamadas en las paredes, en mayo, y a finales de

267         Información, La Verdad y Ciudad, 20-IX-1980. La justificación de esta postura en numerosos panfletos: "Ante las elecciones sindicales" , "La CNT ante las elecciones sindicales. Ponencia aprobada en el Congreso extraordinario de Valencia" o “Por qué decimos no a las elecciones sindicales”.
268         La Verdad, 1-X-1980, e Información, 2-X-1980.
269         Información, 24-IX-1980, y Ciudad, 27-IX-1980.
270         Información, 29-X-1980, y Ciudad, 30-X-1980.
271         La Verdad, 17-VIII y 19-XII-1980. Véase también el folleto CNT, “No a las elecciones sindicales”, en Canfali Marina Alta, 23-XI-1980. La postura de los Sindicatos Únicos, en Alcoi Confederal, nº 10, abril de 1981 (“Los delegados sindicales bajo el prisma de los Sindicatos Únicos de la CNT”).
272         Información, 21-XII-1980.
273         La CNT se dirigió al Registro de la Propiedad, en octubre de 1980, para que se certificase el derecho de propiedad de la CNT sobre el local de la antigua Casa del Pueblo: aparecía en ese certificado una relación de las sociedades obreras propietarias del inmueble, algunas de las cuales, en efecto, habían pertenecido a la CNT. año fue lanzado un cóctel molotov contra la sede de Alicante274. El sindicato denunciaba también, en Denia, que el Ayuntamiento impedía la venta de sus publicaciones en la vía pública, mientras toleraba la que llevaba a cabo Fuerza Nueva275.
Según una información presentada en el Pleno regional de la CNT del País Valenciano, celebrado los días 14 y 15 de febrero de 1981276, y que ratificó los acuerdos tomados en el Congreso extraordinario celebrado en esa ciudad, en Alicante se produjo una práctica desaparición de la organización de la CNT tras el Vº Congreso, aunque uno de sus dirigentes, Miguel Mauri, impulsó la creación de un Sindicato Autónomo de Trabajadores (SAT), que se constituyó en una asamblea de militantes a finales de 1980 en la que se eligió un comité -del que el citado Miguel Mauri era secretario  general-  con  "el  mandato  claro  de  consolidar  la  organización  y  su incorporación a CNT": tenía en febrero de 1981 unos cien militantes en los sectores del Metal (Endasa), Sanidad y Enseñanza, habían colaborado ya en varias actividades conjuntas de la izquierda alicantina, pero no se atrevían aún a integrarse en la CNT de manera orgánica.

Ante el golpe de estado del 23-F

Aunque con dificultades, la CNT continuaba su actividad a principios de 1981: en Elda, se anunciaba un cursillo de formación sindical e ideológica277, en Alicante aparecía en la prensa alguna nota -en concreto, de la Sección de Vendedores Ambulantes278- y en Elche la central libertaria protestó de un despido en "La Zapatillera"279. Por esas fechas, Joan Lerma se había atrevido a decir en Elda que la crisis del calzado tenía su origen nada menos que en el Movimiento Asambleario, mereciendo una dura réplica del cenetista Jesús García280. Y en Alcoi, la revista Alcoi Confederal publicaba un número especial sobre el paro, “una lacra del capitalismo”281.

274         La Verdad e Información, 27-V-1980, y La Verdad, 20-XII-1980-
275         Canfali Marina Alta, 14-XIII-1980.
276         Y al que únicamente asistieron, de la provincia de Alicante, representantes del Sindicato de Oficios Varios de Pego, que informaron de su proyecto de organizar unas Jornadas Anarcosindicalistas para relanzar la CNT en el ámbito comarcal, la Federación local de Elche   y -como observadora- la organización de Marina Baja.
277         La Verdad, 27-I-1981.
278         La Verdad, 19-II-1981.
279         La Verdad, 30-I-1981.
280         La Verdad, 3-II-1981.
281         Alcoi Confederal, nº 7. Enero 1981.

Cuando se produjo el golpe de estado del 23 de febrero de 1981, y a pesar de que se tenía conocimiento de algunas conspiraciones -como la que se anunció en una reunión de la FAI celebrada en Alcoi, cuya fuente era Alfonso Guerra, al parecer-, la CNT fue sorprendida por el hecho: en la Federación local de Alicante se pusieron a salvo los ficheros y los militantes quedaron reunidos por grupos en espera de acontecimientos, mientras que en València se elaboraban octavillas y se preparaba una manifestación. En Elche, la CNT convocó a las nueve de la noche una reunión de
las organizaciones obreras, no una manifestación -como se dijo-282. La CNT exigió el castigo de los culpables y en una reunión plenaria del Comité Nacional se acordó que, de repetirse la intentona golpista, la CNT llamaría a la huelga general. Por su parte, el Comité Confederal del País Valenciano emitió una nota en que analizaba el golpe, que demostraba, entre otras cosas, “el grado de fragilidad de las mínimas libertades burguesa”, pedía que se aclarasen los numerosos “puntos oscuros” de la trama golpista y exigía el castigo de los implicados283. Ante la manifestación conjunta convocada, la CNT alicantina manifestó estar de acuerdo "con las movilizaciones de repulsa por el intento de golpe militar", pero no "con el proceso democrático-burgués que se está llevando a cabo", por la legislación abiertamente antiobrera y la desmovilización general284. Al mismo tiempo, denunciaba la CNT que se iba a producir una reacción tendente "a reforzar las instituciones capitalistas y a dar excusas para la mayor derechización de la política del nuevo presidente"285. Un comunicado de la CNT alicantina enviado a los medios de comunicación, no fue publicado: en él, la CNT acusaba "a los grupos democráticos y parlamentarios" de no haber tomado las medidas adecuadas para neutralizar a los grupos golpistas286.

282         La Verdad, 26-II-1981.
283         Comité Confederal del País Valenciano, “A todos los trabajadores”, en Alcoi Confederal, nº 9. Marzo de 1981.
284         "No te lamentes: ¡Organízate!".
285         Comunicado de la Federación Local de la CNT de Madrid.
286         El comunicado decía así: “Ante los inquietantes hechos ocurridos en la tarde del día 23 de febrero con el intento de GOLPE DE ESTADO, la CNT como organización preocupada por la libertad del hombre y por la libertad ciudadana manifiesta su indignación y responsabiliza a los grupos democráticos y parlamentarios no hayan puesto las suficientes medidas, en todos estos años desde la caída del franquismo, para neutralizar grupos o individuos que constantemente atentan contra la tranquilidad, la libertad y la vida de los ciudadanos. Es por ello que nos solidarizamos con cualquier acto o manifestación obrera que se realice en contra del ataque que sufrimos la Regional del País Valencià por parte de algún sector del ejército, contra el fascismo y por la libertad”.

La decadencia de la CNT

En los meses siguientes continuó débilmente la actividad: en Dénia, alguna nota del Sindicato de Pesca287, en Alcoi una nueva reclamación de los locales históricos de la calle de San Vicente288, en Alicante la elección de un nuevo secretario local, José Sánchez Pérez289, y problemas internos -sobre todo en el Sindicato Único de Oficios Varios con el llamado "sector autónomo"-. Ante el Primero de Mayo, la CNT lanzó un manifiesto en Elda290 en el que criticaban el colaboracionismo y el miedo, asegurando que la unidad y el protagonismo de los obreros era la única manera de superar el golpe de estado y, junto con el MCPV, recordaron a Teófilo del Valle: el Ayuntamiento no autorizó la colocación de una placa en su recuerdo291. En Alicante, se insistía en lo mismo -"hoy más que nunca es preciso demostrarle al capital y al estado la capacidad de convocatoria de la CNT"292- y se organizó una manifestación propia, a la que acudieron unas 500 personas293.

Con posterioridad a esa fecha, la CNT apenas organizó actividades propias, limitándose a apoyar acciones conjuntas: una manifestación a favor del aborto en Elche, en mayo, que fue prohibida por el Gobierno Civil294; otra, en junio, en Alicante, para reclamar su patrimonio sindical; otra, en noviembre, en Alcoi, con otros grupos radicales, contra el golpismo, la OTAN, la reconversión del textil y el Acuerdo Nacional del Empleo295. En relación con el ingreso de España en la OTAN, la CNT participó en la campaña contra el ingreso -"por nuestro carácter netamente antimilitarista"- y posteriormente, en el referéndum, dejó a sus afiliados en libertad para votar negativamente o abstenerse296.

De todos modos, en Alcoi continuaba publicándose la revista Alcoi Confederal, que abarcaba ya contenidos muy amplios: ecologismo, una sección titulada “Nostra llengua i cultura”, páginas culturales, informaciones sociolaborales297, la tradicional

287         Canfali Marina Alta, 1-III-1981.
288         La Verdad, 7-IV-1981, y Ciudad, 14-IV-1981.
289         La Verdad, 13-III-1981.
290         En Elda, la CNT criticó el proceso antidemocrático seguido en la negociación del convenio del calzado, en la que la patronal ni siquiera había respetado el AMI (La Verdad, 28-III-1981).
291         La Verdad e Información, 2-V-1981.
292         Circular del Sindicato Único de Oficios Varios de Alicante, 22-VI-1981.
293         La Verdad, 22-IV y 2-V-1981, e Información, 2-V-1981.
294         La Verdad, 14-V-1981.
295         La Verdad, 5-XI-1981, y Ciudad, 14-XI-1981.
296         La Verdad, 5 y 23-IX-1981.
297         “La Asociación de Cooperativas Textiles”, en Alcoi Confederal, nº 12. Junio de 1981.

sección “Tribuna libre”298, la alimentación y la medicina naturista, los problemas de los minusválidos, las centrales nucleares299, los problemas de las asociaciones de vecinos300, etc.
En Alicante, la documentación interna demuestra que era escasísima la asistencia de los afiliados al local de la CNT y una de las contadas actividades era la instalación de puestos de propaganda en la Explanada los domingos "con intención de romper el cerco a que nos tiene sometidos la censura de los medios de comunicación"301. Esa difícil situación de la CNT en Alicante está reconocida en el informe de gestión presentado en marzo de 1982 por el secretario del Sindicato Único de  Oficios  Varios,  José  Luis  Cascallana:  en  diciembre  de  1980,  tras  una  activa campaña contra las elecciones sindicales y la denuncia del juicio del casa Scala, la sede alicantina de la CNT sufrió un atentado que no fue esclarecido. Posteriormente, se consiguió cierta convivencia entre los dos únicos Sindicatos existentes -el de Oficios Varios y el de Jubilados y Pensionistas, cuyo secretario general era José Sánchez-, se lanzó un comunicado302 sobre el golpe de estado, se denunciaron las subvenciones recibidas del estado por UGT y CCOO, se aisló a los escisionistas - SAT-CNT, que se disolvieron en junio-, y se participó en la campaña contra la OTAN: en todos los casos, se trataba de actividades muy minoritarias303.

En 1982, la CNT y los Sindicatos Unicos coincidieron en su campaña contra el Acuerdo Nacional del Empleo -actos en Alcoi, en febrero304, charla en Elda, con ataques a UGT y CCOO305, nota de la Federación local de Dénia en Canfali306, convocatoria por separado de actos del Primero de Mayo- y continuaron reclamando su patrimonio sindical: a fines de enero, se intenta ocupar la AISS en Alcoi, en mayo se reclamaron locales en Elche y en Elda –aquí, el que perteneció a "La Racional" y que se iba a entregar a USO-307. Por otro lado, la CNT alicantina publicó una nota en la prensa protestando del desmantelamiento por la Policía Municipal de un tenderete de

298         “Posibilismo sin renuncias”, contra la imagen violenta del anarcosindicalismo, en  Alcoi Confederal, nº 11. Mayo de 1981.
299         “Crisis y nucleares”, en Alcoi Confederal, nº 12, Junio de 1981.
300         “Entrevista con la Asociació de Veins Zona Nord”, en Alcoi Confederal, nº 13. Julio-agosto 1981.
301         Circular del Sindicato Único de Oficios Varios de Alicante, 13-XII-1981.
302         "Los de siempre, como siempre".
303         CNT-AIT. Sindicato de Oficios Varios. Informe de gestión. 13-III-1982.
304         Información, 3-II-1982.
305         La Verdad, 26-II-1982.
306         "El retorno del sindicalismo vertical", en Canfali, 4-IV-1982.
307         Información, 9 y 16-V-1982, y La Verdad, 30-I y 9-V-1982.

libros y folletos en la Explanada308. En cuanto a la conmemoración del Primero de Mayo, la CNT celebró la fecha por su cuenta y al margen de las demás centrales en Alcoi -con una manifestación de unas cien personas que gritaban "Aquí estamos los anarquistas, que no pactamos con los fascistas", "ANE no, trabajo sí", "Devolución del patrimonio"-, Alicante -con unos 150 manifestantes- y Elche -con 100 asistentes-. En Elda, organizaron una mesa redonda sobre la fecha y acordaron asistir a la manifestación de Alicante. Y en Pego, organizaron unas jornadas de debate 309.

El acto más importante de la CNT en 1982 en estas tierras fue el mitin celebrado en Dénia el 11 de marzo, con intervención de José Gómez Casas, el secretario general de la CNT José Bondía y Federica Montseny. Asistieron más de 300 personas: Gómez Casas habló de las colectivizaciones desde el punto de vista histórico, Federica Montseny recordó la persecución sufrida durante el franquismo, atacó a Santiago Carrillo y defendió los comités de empresa. Finalmente, Bondía calificó al ANE de "gran fraude a la clase trabajadora" y aseguró que se debía a cuestiones políticas, propuso la jubilación a los 60 años y la jornada de 35 horas semanales, criticó las subvenciones que recibían UGT y CCOO -que les impedían ser un sindicato de clase- y consideró el desencanto de los trabajadores con los partidos políticos un primer paso para su afiliación a la CNT310.

Mientras tanto, continuaban los enfrentamientos internos en la CNT, en todo el Estado: en la campaña de las elecciones de octubre de 1982, la defensa de la abstención por parte de la CNT fue bastante tibia, porque -como ha reconocido alguno de sus dirigentes de esos años- la central libertaria estaba "replegada sobre sí misma". En el VI Congreso, celebrado en Barcelona, en 1983, se dio una nueva escisión que dirigió el propio secretario general, Bondía: el caballo de batalla seguía siendo la participación en las elecciones sindicales 311.

308         "Prohibida la venta de cultura", en Información, 26-III-1982. Véase también La Verdad de la misma fecha.
309         Información, 22 y 30-IV, y 2-V-1982 y La Verdad, 28 y 30-IV y 2-V-1982.
310         Canfali Marina Alta, 7 y 14-III-1982.
311         Sobre el tema, puede leerse una versión parcial en CNT-AIT, Proceso político a la CNT.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada